Leer para Creer

Aprueban usar apodos y diminutivos como nombres

La provincia de Buenos Aires capta la atención ya que ahora se permite registrar como nombres, los apodos, diminutivos y las últimas sílabas de un nombre.

En Buenos Aires hay una lista de 4 mil nombre nuevos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En Buenos Aires hay una lista de 4 mil nombre nuevos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El gobierno de la provincia de Buenos Aires, Argentina, difundió una lista con los nuevos nombres aceptados por Registro provincial de las Personas. Entre ellos se encuentran sobrenombres como Juanse y Nacha, muy comunes para abreviar Juan Sebastián e Ignacia.

Actualmente la base de datos de nombres en la provincia es de 4 mil, entre los cuales los padres pueden elegir. El nuevo código civil permite que los hijos lleven el apellido del padre o de la madre, con acuerdo de los padres. Además, ya no es requisito que el nombre denote sexo y tampoco que sea en castellano aun teniendo traducción a otros idiomas.

Al ser consultadas las autoridades del gobierno bonaerense respecto a la nueva medida para registrar un nombre, explicaron: "se tiende a utilizar cada vez más nombres cortos y entre ellos aparece el apócope, también utilizado como nombre. Y algo que se agrega es el sobrenombre, como el caso de Coco o Nacha, que ya es aceptado en los registros civiles".

Nombres Inusuales

El registro civil en los últimos meses inscribió a bebés con los nombres de Juanse, , Coco, Mel, Calu, Lilo, Noa, Nacha y Ale. Es una tendencia que crece acompañada de otra: el uso de las últimas sílabas de nombres tradicionales como Ian y Bastián.

Identidad de naciones

También se agregaron nombres como Wassib, Ahren, Uziel, Unai y Sur. Y algunos que hace referencia a países y ciudades como Irlanda, Roma y Armenia.

Prohibidos

Hubo algunos nombres que se rechazó su uso, las autoridades de Buenos Aires dijeron que no se permitió su inscripción por vulnerar la dignidad de la persona, entre ellos están "Agua" para nena, "Fox" para varón, "Pinta" para nena.