Sepultan a mujer que murió por desnutrición

En un ambiente de hermetismo fueron inhumados este martes en el cementerio de la aldea Llanitos de Masagua, Escuintla, los restos de Gloria Janeth González Rivas, de 39 años, quien padecía del síndrome de Down, y cuyo sepelio fue postergado porque autoridades sospechaban de que había muerto por violencia y no por desnutrición.

Por Enrique Paredes / Escuintla

Familiares y amigos participaron en el sepelio de la mujer que murió de desnutrición. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Familiares y amigos participaron en el sepelio de la mujer que murió de desnutrición. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

La tarde del pasado lunes, el velatorio de  González Rivas fue suspendido cuando un grupo de agentes policiales y fiscales del  Ministerio Público (MP) retiraron el cadáver y lo trasladaron a la morgue del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para los análisis correspondientes, pues se tenían sospechas de que la víctima había muerto por violencia.

Roberto Garza, vocero del Inacif, informó que recibieron la denuncia de que la víctima había muerto por golpes, quemaduras y posibles heridas cortantes, las cuales pudo haber recibido de parte de su padre Salvador González Reyes, y de su conviviente, Mirna Ileana Morales Rosales.

“Luego de que se efectuó una necropsia a los restos de la fémina, se determinó que la causa de su muerte fue desnutrición clínica de adulto”, añadió.

Un fiscal del MP dijo que iniciarán las investigaciones para determinar si la muerte de la víctima fue como consecuencia del descuido de Gonzaléz Reyes y de Morales Rosales. 

“Se investigará si los adultos desatendieron a la víctima, pues según vecinos recibía malos tratos”, manifestó.