Internacional

Demócratas dicen que Trump busca distraer con acusaciones de fraude electoral

El Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés) aseguró este miércoles que las acusaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre la existencia de fraude electoral en los comicios presidenciales son tan solo una maniobra de distracción para que no se hable de la injerencia rusa en los mismos.

Por Washington DC/EFE

Trump solicitó una investigación sobre un presunto fraude electoral. (AFP).
Trump solicitó una investigación sobre un presunto fraude electoral. (AFP).

"Todo el mundo sabe que no hubo fraude electoral", afirmó el DNC (secretariado del partido) en un comunicado.

"No puede dejar de lado su fantasía de fraude electoral, tanto porque no puede soportar la idea de que más millones de estadounidenses votaron por Hillary Clinton como porque (quiere) encubrir el verdadero delito: los esfuerzos de Rusia para ayudarlo a ganar", reiteró el DNC.

El presidente anunció este miércoles en una serie de comentarios en la red social Twitter que pedirá una "investigación importante sobre el fraude electoral" y que "fortalecería los procedimientos de votación" en función de los resultados de la investigación.

"Mientras está tirando dinero de los contribuyentes buscando millones de votantes fantasmas, Trump podría investigar el paradero de (la mítica criatura) Bigfoot y el del Monstruo del Lago Ness", ironizaron los demócratas.

"Si está interesado en hacer su nuevo trabajo como nuestro presidente, debe proteger a nuestra nación mediante la cooperación con el Congreso y las investigaciones de la comunidad de inteligencia sobre el ataque de Rusia a nuestras elecciones", añadieron los demócratas.

Votantes "ilegales"

Trump dijo, durante una reunión en la Casa Blanca con líderes del Congreso a principios de esta semana, que perdió el voto popular debido a que ente tres y cinco millones de votantes "ilegales" acudieron a las urnas en favor de Clinton.

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton ganó el voto popular por más de 2,8 millones de votos, pero Trump venció en el sistema del Colegio Electoral, en el que cada estado adjudica un número de compromisarios estimado conforme a su peso demográfico y equivalente a sus representantes en el Congreso.

“Voy a pedir una gran investigación sobre el fraude electoral, incluyendo a los registrados para votar en dos estados, los (votantes) ilegales e, incluso, los censados para votar que estaban muertos (y muchos de ellos desde hace tiempo)” , dijo hoy Trump en su cuenta de la red social Twitter.

“Dependiendo de los resultados, ¡fortaleceremos nuestros procedimientos de votación!” , añadió el magnate en la red social.

En los últimos días, Trump ha defendido que hubo entre tres y cinco millones de votos ilegales en las elecciones de noviembre que permitieron a la excandidata demócrata Hillary Clinton ganar el voto popular a pesar de no lograr imponerse en el colegio electoral, que es el sistema que determina quién será el nuevo presidente.

Trump ganó el voto electoral a Clinton por 304 a 232, pero la demócrata logró cerca de tres millones de votos populares más que su rival, algo que los detractores del magnate inmobiliario recuerdan constantemente.

Antes de su victoria, Trump ya había denunciado en múltiples ocasiones que las elecciones estaban amañadas en favor de Clinton por el voto masivo de millones de inmigrantes indocumentados, además del sufragio de millones de muertos y de personas que ejercían su derecho en dos estados o más.

Miembros del Partido Republicano, como el presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Paul Ryan, se han mostrado en desacuerdo con la teoría de Trump.