Vida

Ambientes llenos de fragancias

No hay nada más satisfactorio que estar en un ambiente en el que se respira un aroma agradable a los sentidos. Esa es la función de la aromaterapia, que a través de cada aroma agradable también se logren beneficios extra.

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

<p>Las velas aromáticas son una excelente opción para armonizar el hogar. (Foto Prensa Libre: Archivo)</p>
Las velas aromáticas son una excelente opción para armonizar el hogar. (Foto Prensa Libre: Archivo)

Para el dormitorio se sugieren fragancias orientales, como el jengibre, el cardamomo o ylang-ylang. Se dice que estas son afrodisiacas por lo que estimularán la sensualidad.

Para el baño se sugieren los aceites esenciales de rosa y clavel. El primero vibra en el chakra que corresponde a la zona del cuerpo donde se ubica el corazón.

El aceite esencial de clavel tiene propiedades para fortalecer el sistema nervioso, revitalizar y llenar de energía el ambiente y el cuerpo.

Para la sala de estar, que es el lugar a donde se llega a descansar después de una larga jornada, se sugieren los aromas de menta o hierbabuena.

Se puede impregnar el ambiente de su aroma a través de un hornillo. Sus tonalidades frescas producen una sensación inmediata de alivio a nivel mental. Con una cabeza despejada, la menta puede ayudar a la concentración, la imaginación y la creatividad.

Existen muchas formas de ambientar con aromas: con velas, con incienso o con aceites esenciales. Independientemente de cuál se use, lo importante es que estos no se mezclen, es decir, no colocar todos los aromas a la vez, a menos que la casa sea muy grande; de lo contrario se confundirán los olores y el resultado no será favorecedor.