Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

28/02/13 - 00:00 Vida

Amor forjado con palabras

Hay quienes piensan que frases como “te amo” pasan a segundo plano y dejan de pronunciarlas, pero a todos les gusta oírlas, siempre y cuando sean congruentes con las acciones.

POR BRENDA MARTíNEZ

“No perdamos la costumbre de enamorar a nuestra pareja con lo que hacemos y con lo que decimos”, dice la psicóloga y asesora familiar Natalia Méndez-Ruiz. Siempre hay oportunidad de reavivar el amor. “Los problemas se desvanecerán cuando revivamos los recuerdos bellos y pongamos de nuestra parte para que reaparezca la llama”, afirma la psicóloga Karla Mayani.

“Te amo”

Esta expresión mantiene viva la llama del amor y  puede llegar a producir la sensación de que todo marcha bien, siempre y cuando se diga con sinceridad. Decir esta frase  de manera frecuente  ayuda a mantener elevados los niveles de oxitocina, conocida como  “hormona del amor”, y, por lo tanto, sostener el vínculo afectivo.

“Tienes razón”

Es una de las frases más difíciles de pronunciar, ya que se le vincula equivocadamente con debilidad. Cuando se reconoce haber cometido un error, se transmite el mensaje de que se es humilde y de que se acepta que la pareja domina mejor algunos  temas. El orgullo es un veneno, pues bloquea la fluidez comunicativa.

“Pienso que…”

Comenzar las conversaciones con esta expresión al dialogar o discutir acerca de un tema delicado permite abrir los canales de comunicación al compartir  sentimientos o pensamientos sin que se consideren una verdad absoluta. También hace que la charla  no parezca  amenazante y  que la otra persona escuche con mayor facilidad.

“Me gusta estar contigo”

Tanto  las mujeres como  los hombres disfrutan de la compañía de la persona amada y aún más sentir reciprocidad. Tomarse de la mano, besarse, abrazarse, mirarse a los ojos y compartir tiempo a solas  contribuye al fortalecimiento de  los vínculos afectivos y físicos de la pareja.

“Me encanta cómo te ves”

La atracción sexual  es  parte importante de las relaciones formales, puesto que  aumenta  el deseo de estar en la intimidad. Las mujeres, sobre todo, necesitan sentirse atractivas y apreciadas.

“Te admiro”

El sentimiento de admiración y respeto hacia la pareja  hace experimentar mayor afecto hacia ella. Esto implica una conexión a nivel intelectual, no solo física. Es importante hacerle saber al ser amado que nos interesan sus actividades en el trabajo, en la casa o con los niños, y no hay que olvidar elogiar sus logros.

“Me gusta que...”

Las personas, sobre todo los hombres, necesitan escuchar en  forma directa lo que les agrada o  desagrada. Hay que recordar que si a ellas se les facilita la comunicación no verbal, ellos tienden a ser más prácticos y menos complicados en la comunicación. No se debe esperar a que la pareja  adivine lo que se siente.

“Discúlpame” 

Aunque  no es fácil ofrecer disculpas, hay que intentar vencer los temores y, después, comprender que se ofendió a la pareja y aceptar las equivocaciones. Esto contribuye a la  salud física y emocional de ambos. Se debe evitar huir o esquivar la conversación  si el ser amado tiene la razón.

“Podemos mejorar”

Con esta frase  se está consciente de que se necesita un cambio en los aspectos que no agradan en la relación y  que la pareja debe conducirse de una manera más recíproca. Nunca hay que darse por vencidos.

“Sigamos adelante”

Conviene pronunciarla   cuando  se está seguro de perdonar. Hay que concentrarse en  el hoy, en el amor que  se tiene,  en la importancia de ese ser especial  y desechar cualquier momento doloroso o desagradable. 


Más noticias de Vida

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.