Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

03/04/13 - 00:00 Vida

Carrera que salva vidas

La carrera Arco Iris, en su XXIII edición, se celebrará el próximo domingo 21 de abril, a las 8 horas.

POR EDWIN CASTRO

El propósito de esta actividad es recaudar dinero para ayudar a salvar a niños con cáncer que son atendidos por la Unidad Nacional de Oncología Pediátrica (Unop), informó Ada Luz de Silva, del Comité de Damas del Club Rotario Ciudad de Guatemala, entidad encargada de la organización de la carrera.

El punto de salida será El Obelisco, zona 10 de la capital, con dirección hacia el norte, hasta el monumento a Miguel García Granados, en la Avenida de La Reforma, para retornar al punto de partida. La distancia es de cinco kilómetros.

Experiencia familiar

“Más que una competencia deportiva, la carrera Arco Iris es ocasión para disfrutar en familia”, comentó De Silva. Adultos y niños pueden participar no solo en carrera, sino también caminar junto a amigos o familiares y hasta con la mascota; patinar o hacer el recorrido en bicicleta.

La inscripción, de Q70 por persona, incluye playera y medalla de participación. Lo que se recaude se donará a la Fundación Ayúdame a Vivir (Ayuvi), que administra los recursos para el funcionamiento de la Unop, considerada un centro de excelencia en el tratamiento del cáncer en niños.

El comienzo

“Hace 23 años surgió la inquietud de ayudar a un sector vulnerable de la población”, refiere De Silva. Fue el médico León Arango, del Hospital Roosevelt, quien tuvo la idea de ayudar a niños con tumores, de los cuales pocos sobrevivían. “Desde entonces no nos detenemos en la lucha contra el cáncer, que actualmente ataca a 15 de cada cien mil niños en nuestro país”, expresa la rotaria.

Ayuda oportuna

Gloria de Dios, directora de Ayuvi, comenta que el hospital de Unop es el más avanzado en el tratamiento del cáncer en niños en Centroamérica. En sus instalaciones, situadas en la zona 11 de la capital, se atiende en consulta externa a más de 90 pacientes diarios, entre tratamientos médicos y diagnósticos. Las estadísticas confirman que se reciben alrededor de 42 enfermos nuevos cada mes.

En el 2005, el 18 por ciento de pacientes abandonaron el tratamiento por falta de recursos para viajar a la ciudad. En la actualidad, gracias al programa de medicina integral que impulsa la Fundación, solo un 2 por ciento abandona el proceso.

Oportunidad de sobrevivencia

Para atender a  niños y jóvenes que padecen cáncer,  la Unop necesita Q90 millones al año.

El costo promedio del tratamiento médico para un niño con cáncer es de Q400 mil.

Este dura  alrededor de ocho años.

En la actualidad se atiende al 44 por ciento de  niños que padecen cáncer.

70 de cada cien  de los casos diagnosticados tempranamente y atendidos en forma adecuada  se curan.

Hasta  diciembre del 2012 la Unop había atendido a tres mil 780 menores con cáncer.

El tratamiento  médico no tiene ningún costo.


Más noticias de Vida

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.