Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

28/12/12 - 00:00 Vida

Diversión contra el aburrimiento

La espera para que el reloj marque las 0 horas del nuevo año puede ser larga, pero no por eso debe ser aburrida; las actividades y propuestas lúdicas pueden hacer de este lapso una oportunidad para disfrutar y entretenerse en el hogar.

POR REDACCIóN BUENA VIDA

Las dos palabras que los padres de familia no quieren escuchar de sus hijos en las fiestas de fin de año son: “estoy aburrido”, ya que esto suele afectar el ambiente y la espera del nuevo año.

Solo es cuestión de ser creativos y recurrir a juegos caseros que además de brindar entretenimiento mejora la relación entre padres e hijos.

Las actividades pueden ir de lo simple a lo fantástico; tener una buena batería de juegos hará que los infantes pasen buen momento y disfruten de las festividades sin ningún problema. A continuación se explican algunas propuestas.

Encontrar el objeto

Detrás del tesoro es un juego divertido que consiste en ocultar algún objeto en cualquier rincón de la casa. Puede ser un juguete, una caja con golosinas, algún pastelito, o cualquier tipo de regalo que se quiera dar al niño.

También es necesario esconder varias pistas que servirán de ayuda para orientar a los pequeños a encontrar el artículo. Por ejemplo esta: “Para encontrar el tesoro debes buscar en la parte más fría de la casa”, en alusión al refrigerador.

Este juego no solo divierte y hace pasar un rato agradable, sino que también estimula la curiosidad y el afán aventurero de los pequeños.

Colectivos

Otra forma de convivir en familia es inventar y narrar un cuento entre varias personas. Es conveniente que un adulto coordine la actividad para agilizar el juego, en caso de que uno de los pequeños no sepa cómo seguir la trama de la historia.

Un adulto inicia la narración con cualquier temática y luego le pide a un niño que continúe. El pequeño puede ser creativo y contar lo que se le ocurra. Luego será un adulto el que retome la secuencia, y así sucesivamente.

También se puede adaptar esta actividad en el dibujo. Uno de los niños dibuja trazos en una hoja de papel o pizarrón. Luego, los otros participantes, por turnos, continúan con el dibujo. Los niños se sorprenderán al ver el resultado final de su obra de arte.

Los juegos de mesa son otras de las opciones que pueden brindar muchas horas de diversión en familia. De estos hay de muchas temáticas y fáciles de jugar.


Más noticias de Vida

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.