Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

09/09/11 - 00:00 Vida

Malos hábitos alimenticios

Un estudio publicado en el último boletín de la revista Personalidad y Psicología Social de la Universidad de California del Sur, Estados Unidos, demostró que los malos hábitos alimenticios se crean por rutina.

POR REDACCIóN BUENA VIDA

Los investigadores utilizaron las palomitas de maíz en el cine como objeto de análisis, para determinar cómo actúan quienes las consumen cuando estas se han cocinado recientemente o son recalentadas.

¿Cómo se perjudica la buena nutrición?

El estudio reflejó que aquellos que no comen palomitas en el cine comieron menos de las recalentadas que de las frescas, mientras que los que tienen el hábito de ingerirlas consumieron, de la misma forma, de las dos.

“Cuando comemos algo regularmente en un ambiente determinado, nuestro cerebro asocia ambas cosas y nos hace comer por más tiempo”, afirma David Neal, responsable del trabajo y profesor de Psicología.

Este dato establece que los hábitos alimenticios no dependen del gusto de los individuos, como se creía, sino de posibles situaciones que establece una persona durante su rutina diaria.

“Una vez que uno adquiere un hábito alimenticio, poco importa si la comida es buena. Se come en la misma cantidad, inconscientemente”, dice la psicóloga Wendy Wood.

“Esto revela que el ambiente sí cuenta para desencadenar un mal comportamiento alimenticio; y se convierte en una rutina que pasa desapercibida”, señala Neal.


Más noticias de Vida

Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.