Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

28/09/12 - 00:00 Vida

Mecánica para principiantes

Desde hace muchos años los automóviles han dejado de ser un lujo y se han convertido en una necesidad, por lo que, los cuidados y el mantenimiento de estos son fundamentales para que funcionen de la manera correcta.

POR ÁXEL VICENTE

Si al encender el automóvil este deja gotas de aceite en el suelo, tiene un olor a gasolina o muestra una luz en el tablero con un mensaje que dice Check engine (Revisar motor), se trata de una señal de que algún sistema no funciona correctamente y debe revisarse lo más pronto posible, para que un problema pequeño no se torne mayor.

“Brindar mantenimiento no se trata solo de cambiar aceite y el filtro para el motor. Los carros tienen diferentes sistemas que requieren servicios específicos para estar en óptimas condiciones y así garantizar que las piezas del auto duren más”, explicó ayer el jefe de taller de mecánica automotriz del Intecap, Rubén Darío González, quien participó en El Consultorio —programa en línea que se transmite los martes y jueves, a las 9.30 horas, por www.prensalibre.com.gt—.

El cuidado de los automóviles también depende del uso que el usuario le dé y de las especificaciones que establece cada fabricante.

A tiempo

Los servicios periódicos son recomendables, ya que cada lubricante o líquido —para los frenos, motor o caja de cambios— pierden sus propiedades conforme pasan los kilómetros.

“La revisión de niveles de líquidos determina si alguno de los mecanismos tiene alguna falla, ya sea el aceite, la refrigeración, líquido de frenos o de caja, entre otros. Cada uno de los depósitos tiene una marca que establece los niveles adecuados”, dijo el experto.

Integral

Hay que considerar que un vehículo no solo se compone del motor, sino de otras partes que necesitan revisión periódica como el clutche (embrague), frenos, pastillas, calibración y cambio de llantas, sistemas de alimentación, sistema eléctrico, amortiguadores, muletas, bomba de gasolina y suspensión, entre otras partes.

González recomendo: “Llevarlos a su servicio general garantiza que todo los sistemas funcionen correctamente y así prevenir problemas”.

Es importante considerar el aspecto exterior del carro, ya que este está expuesto a factores como los rayos ultravioleta, al sereno de la noche, a la polución y contaminación del ambiente.

El principal cuidado será el de la pintura. “Se necesita de un lavado periódico que se debe hacer con champú especial para carros y no con jabón o detergente en polvo, ya que esto daña la película transparente del auto”, indicó González.

Además de eso, es fundamental el lustrado y encerado del vehículo para que esté protegido de factores del exterior. Este se debe hacer cada mes.

“Las personas deben familiarizarse con los períodos apropiados de revisión para su auto. Leer y conocer el manual también brindará información valiosa para conocer más sobre los sistemas de este. Cuando cumplimos apropiadamente con los servicios ahorramos dinero en reparaciones que se pueden evitar”, aconsejó el experto.

Cuidados básicos

Recomendaciones generales de mantenimiento:

Se aconseja cambiar el aceite y el filtro cada 5 mil km.
Es necesario cambiar las llantas cada 60 mil km, rotarlas cada 10 mil km  y alinearlo una vez al año.
Revisión constante de líquidos de la dirección hidráulica, sistema de frenos y caja de cambios.
El refrigerante y el agua deben estar en su nivel para evitar fundir el motor.

Consejos

Algunos problemas usuales de un auto:

Si es complicado hacer cambio de velocidades, es necesario reemplazar los lubricantes para que los  engranajes y cojinetes funcionen de manera adecuada.
Cuando el carro tiene problemas de aceleración hay que determinar si este es  carburado o inyectado. Es posible que  el filtro esté obstruido,  que un cable esté reventado  o que el sistema esté sucio.
 
Si al presionar el pedal de freno el carro tiene dificultades para parar, puede ser por una fuga de líquido de frenos o desgaste de pastillas. En caso contrario, se puede graduar el sistema para que este responda.
Si una llanta tiene menos presión de lo establecido puede gastar los lados laterales; si tiene más, deteriora el centro de las ruedas. Para los rines 12, 13 y 14, lo normal son 30 PSI —pounds per square inch o libras por pulgada cuadrada—.
Si el automóvil expulsa humo blanco al encenderse puede ser que se esté quemando el aceite. Eso quiere decir que no es el adecuado para el motor. Los fabricantes determinan cuál es el indicado para cada sistema.
Cuando los frenos no funcionan se puede detener la marcha del carro con la compresión del motor —cambiar de una velocidad alta a una baja—.
 Si al levantar el freno de mano se escucha, con un clic, más de cinco niveles puede ser que los forros de fricción tengan desgaste y sea necesario reemplazarlos.


Más noticias de Vida

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.