Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

19/04/13 - 00:00 Vida

Prótesis devuelven movilidad

Lograr que una persona se movilice y lleve a cabo actividades cotidianas, después de haber perdido algún miembro de su cuerpo, es posible gracias al avance tecnológico en el ámbito de las prótesis.

“Una prótesis es un artefacto artificial que sustituye a un miembro corporal que ha sido amputado o mutilado luego de un accidente o enfermedad”, explicó el ortesista y protesista Julio Fuentes, durante El Consultorio, que se transmite por www.prensalibre.com.

Este tipo de extremidades tienen dos objetivos: que un paciente recupere la movilidad corporal, así como la función estética y cosmética, que influye en el estado emocional.

La fabricación de una prótesis depende de la evaluación del paciente; es decir, del tipo de amputación. Luego, se crea el diseño y después inicia el proceso de rehabilitación, para que la persona aprenda a utilizarla.

“Adaptarse a la prótesis no es difícil si el individuo percibe los beneficios de inmediato, ya que recupera el movimiento de su cuerpo”, aseguró Fuentes.

Variedad

Hay diferentes tipos de prótesis, las cuales se diseñan luego de amputaciones en las extremidades inferiores o superiores y  permiten que la persona recobre la movilidad. Algunas también tienen  fines estéticos o son utilizadas para efectuar reconstrucciones estéticas. A su vez,  pueden subdividirse en oculares, auditivas, faciales, dentales, maxilofaciales y ortopédicas.

Niños

El diseño de una prótesis para infantes debe adecuarse a su edad y altura.   Algunas de ellas permiten el alargamiento de la pieza, con el fin de que se modifique conforme el crecimiento del niño.

Deben diseñarse con el mayor de los cuidados, ya que una mala fabricación no solo afectará al desplazamiento, sino también su postura. En consecuencia, pueden surgir graves problemas  en la columna.

Terapias

En algunas ocasiones es necesario el apoyo de un  psicólogo para que ayude a un paciente a sobrellevar la pérdida del miembro.  Desde el punto de vista clínico, los fisiatras son los encargados de  brindar la terapia de rehabilitación para ayudar a un paciente a utilizar la prótesis y que no se sienta incómodo con ella. Posteriormente, especialistas efectúan la terapia ocupacional para que se adapte de nuevo a sus actividades diarias.

Cuidado

La mayoría de prótesis dura aproximadamente 20 años. Sin embargo, es necesario que las personas tengan ciertos cuidados específicos, como la revisión y chequeos periódicos en un centro profesional. Las evaluaciones permitirán establecer si la prótesis está en óptimas condiciones.

Fabricación

Para fabricar las prótesis se toman las medidas del paciente y se determinará el tipo de prótesis que necesitará.  Se fabrica un socket o cuenca de prueba para verificar que el muñón no sufra ningún tipo de lesión. También se determina la altura específica. En la actualidad se  utilizan accesorios de silicón, que protegen al muñón  y mantienen la extensión adherida al cuerpo y sin necesidad de cinchos.

Tecnología

Las novedades en el diseño de prótesis radican en la utilización de materiales más resistentes y livianos, como el carbono y el titanio. Además, permiten  una movilidad y flexibilidad parecida a la natural.

También se trabaja con aparatos biónicos y bioleléctricos,  que funcionan a través de impulsos  eléctricos que permiten la conducción de energía a diferentes partes del cuerpo para lograr el movimiento.


POR ÁXEL VICENTE /



Más noticias de Vida

Herramientas

Relacionadas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.