Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

11/01/13 - 00:00 Vida

Resplandor escarlata

El rojo es un color que no pasa inadvertido, por su intensidad y poder de seducción. Por eso también es necesario saber cómo combinarlo y cuándo lucirlo.

INFOGRÁFICA -  Elegancia y sensualidad

Vestir de rojo puede originar incertidumbre y temor, porque siempre atrae las miradas y podría resaltar algunos defectos de la figura. Pero tiene sus ventajas, como la versatilidad de poder usarlo tanto para el día como para la noche, afirma la asesora en imagen Brenda Sanchinelli, quien recuerda que el rojo es el símbolo del amor, la pasión y la sensualidad.

En cuanto a compatibilidad con el tono de piel o de cabello, favorece a rubias, pelirrojas y morenas. Es importante saber qué tonalidad se adecúa a cada tipo, por lo que la experta recomienda hacerse pruebas para elegir la ideal.

No se aconseja vestir completamente con ese color para ir al trabajo, porque puede transmitir un mensaje equivocado, como agresividad, explica Sanchinelli. En ese caso es mejor combinarlo con colores como negro, dorado, blanco, plateado, gris, marrón o beige.

En el maquillaje, se puede utilizar en los labios como estilo vintage, ya sea mate o al agregarle un poco de brillo para la noche, sugiere la asesora de imagen Raquel Morales, de Studio M.I.C, Make-up & Imaging Consulting. Si la tonalidad de piel es cálida, recomienda aplicar lápiz labial rojo con base naranja, y si es fría, azul.

“Hay que evitarlo si hay mucho estrés, pero si hay cansancio, este color tiene un efecto de vitamina que levantará el ánimo”, asegura Morales.

POR BRENDA MARTíNEZ /

Más noticias de Vida

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.