Vida

Piel perfecta con mascarillas de arcillas

Si lo que se quiere es cuidar de la piel de una forma natural y saludable, sin productos químicos y sin necesidad de gastar mucho dinero, se puede optar por las mascarillas de arcilla.

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

<p>Piel perfecta con&nbsp; mascarillas de arcillas</p>
Piel perfecta con  mascarillas de arcillas

La arcilla es uno de los ingredientes fundamentales a la hora de hacer una mascarilla para una piel perfecta, especialmente si además se tiene la piel mixta o grasa, con tendencia a las imperfecciones y el acné.

Tipos de arcillas

Arcillas grises (bentonita, zeolita o arcilla de Nuevo México)

Ayudan a eliminar toxinas de la piel y reducir la inflamación, lo que es especialmente bueno para personas que padecen acné o enrojecimientos. Son bastante absorbentes, limpian, aclaran y purifican la piel.

Arcilla blanca (caolín, arcilla China y arcilla cosmética)

Son aptas para todo tipo de piel, ya que la limpian e hidratan. Es la arcilla más suave de todas, e incluso se puede utilizar en pieles muy secas o con arrugas.

Arcilla roja (marroquí)

Se utiliza en pieles sensibles y secas, tiene una alta presencia de óxido de hierro y oligoelementos. Limpia en profundidad, revitaliza y deja la piel radiante.

Arcillas rosas

Esta arcilla es ideal para tonificar la piel opaca y cansada, es una excelente limpiadora -incluso para pieles sensibles-, ayuda a absorber grasas y suavizar la textura de la piel. Contiene óxido de hierro, sílice y minerales..

Cómo usar una mascarilla de arcilla de manera correcta

Mucha gente cree que la forma de usar una mascarilla de arcilla es colocarla sobre el rostro limpio, relajarse y dejar pasar entre 10 y 20 minutos hasta que esté completamente seca. Lo cierto es que esto es un error y puede causar más daño que beneficio a la piel. Lo ideal es retirar la mascarilla antes de que seque completamente..

Hay tres fases de una mascarilla de arcilla: en la primera fase húmeda, la piel absorbe los minerales desde el exterior; cuando comienza la fase seca se estimula el flujo sanguíneo y se cierran los poros. Finalmente, se atrae la humedad de la piel a la superficie, causando deshidratación e irritación. Es por eso que se debe dejar que seque un poco -cambia a un color más claro- pero nunca dejar que lo haga por completo.

Mascarilla de bentonita

Para hacer esta mascarilla de arcilla se necesitará:.

•Dos o tres cucharadas de arcilla bentonita.

•Un poco de agua

•Unas gotas de aceite de coco, almendras u oliva

Poner en un recipiente la arcilla y añadir el agua, revolver. Tener en cuenta que no se debes utilizar nada de metal porque puede cambiar las propiedades de la arcilla. Añadir el aceite, mezclar bien y colocar sobre el rostro con una brocha. Dejar 20 minutos y enjuagar con agua tibia.