Escenario

Heidi busca conquistar a nuevas generaciones

“Abuelito dime tú, ¿qué sonidos son los que oigo yo?”. La nostalgia es inevitable cuando se escuchan las frases contenidas en esta canción, la cual  anunciaba la aparición de Heidi en la televisión. Personaje que ahora llega a la pantalla grande en la película que se estrena este jueves.

Por Ana Lucía Ola

Archivado en:

Animé Heidi Película
La historia de Heidi es considerada una joya del animé. (Foto Prensa Libre: ZeusCinema)
La historia de Heidi es considerada una joya del animé. (Foto Prensa Libre: ZeusCinema)

La niña de los Alpes creada por la escritora suiza  Johanna Spyri en 1880, debutó en la pantalla en una serie de animé — considerada una joya en su género—, que rápidamente sedujo al público en las décadas de 1970 y 1980, y promete hacerlo más de 40 años después  con la película que se estrena este jueves en Guatemala,  protagonizada por la actriz suiza Anuk Steffen.

Se presentó como un relato  de 52 capítulos con un mensaje de amor por la naturaleza y valores morales. La historia iba dirigida a los niños pero captó la atención de los adultos de la época por ser un melodrama.

La belleza del paisaje de los Alpes retratados en el animé —el primero en la historia que logró el éxito fuera de Japón—, es parte de su encanto,  logrado por  sus creadores los estudios Ghibli, que han salvaguardado la animación tradicional.

A partir de la serie otros títulos llegaron desde el país nipón a la televisión latinoamericana, como Marco y Candy, pero Heidi puede presumir de ser la pionera.  

Muchos conocieron al personaje  al ser testigos de las primeras transmisiones, mientas que otros por el recuerdo de sus hermanos mayores, lo cierto es que la niña de sonrosadas mejillas que corría descalza por la montaña ha  trascendido generaciones.

El origen

La historia de la niña de los Alpes es creación de la escritora suiza Johanna Spyri. Se publicó en dos partes, la primera con el título Heidi, en 1880 y un año después De nuevo Heidi. Las dos obras se unieron en un solo libro en 1885, en idioma alemán.





Debut en la TV

La tierna niña de mejillas rosadas apareció por primera vez en la pantalla chica el 6 de enero de 1974, en el episodio Hacia la montaña. Es un animé dirigido al público infantil, género conocido como komodo. Fueron 52 capítulos que se emitieron hasta el 29 de diciembre de ese año. El último se transmitió con el tituló Hasta pronto.





Padres de Heidi

Considerada una joya del animé, el japonés Hisao Ôkawa se encargó de escribir el guion de la serie inspirado en el relato de Spyri. El artista falleció en abril pasado a los 88 años. Isao Takahata fue el director y el encargado de diseñar al personaje fue Yoichi Kotabe. Se dice que el equipo viajó a los pueblos alpinos para poder plasmar la belleza de los lugares en el animé.

La historia

Es una serie de drama llena de inocencia, valores y amor por la naturaleza. La trama se desarrolla en los Alpes suizos y trata de una niña de 5 años conocida como Heidi, aunque su nombre es Adelaida. La pequeña es huérfana y queda al cuidado de su tía Dete, que termina por llevarla a casa de su abuelo, un hombre ermitaño y gruñón que vive en las montañas, pero su nieta conquista su corazón. La niña se enamora del aire puro y los paisajes del lugar. Sus mejores amigos son Pedro, un niño pastor, y Clara, una niña que está postrada en una silla de ruedas hasta que visita los Alpes.

Música

Las canciones de la serie fueron creadas por Eriko Kishida y Takeo Watanabe. El tema del inicio se titula en español Dime abuelito, pero en la serie también se incluyeron Copo de Nieve y yo, En la tarde, Oye, Canción de cuna y Pedro y yo.





Difusión

Luego de emitirse en Japón en 1974, apareció un año después en la televisión de  España y en 1978 comenzó a difundirse en Latinoamérica.

Adaptaciones

La historia de Heidi ha sido adaptada a la gran pantalla y se cuenta más de una decena de películas. Shirley Temple fue una de las actrices que interpretó al personaje en 1937. En la versión del 2016, Anuk Steffen es quien se mete en la piel de la niña de los Alpes.