BBCMundo

La extraña red "inhackeable" de China para que nadie pueda acceder a sus comunicaciones secretas en internet

Los hackers maliciosos lanzan ataques cada vez más sofisticados en todo el mundo, pero en China están convencidos de que tienen la clave: una nueva red de comunicaciones "inhackeable", capaz de detectar los ataque rápidamente.

Por BBC Mundo

China lidera el desarrollo de aplicaciones cuánticas en el mundo. GETTY IMAGES
China lidera el desarrollo de aplicaciones cuánticas en el mundo. GETTY IMAGES

Esta tecnología funciona gracias a la criptografía cuántica, un cambio radical que rompe con los métodos de encriptación tradicional.

El proyecto se está implementando en la ciudad china de Jinan y ha sido promocionado como un "hito" por los medios estatales.

Se trata de un sistema pionero que forma parte de un plan a gran escala: el propósito de China de liderar una tecnología en la cual Occidente se ha mostrado dudoso a lo hora de invertir.

Esta red estará disponiblepara unos 200 usuarios del ejército, gobierno, finanzas y el sector eléctrico, que podrán enviarse mensajes seguros sabiendo qué sólo ellos podrán leerlos.

Este nuevo impulso de China en la comunicación cuántica significa que el país está dando pasos de gigante en el desarrollo de aplicaciones para hacer que la -cada vez más vulnerable- internet mucho más segura. Y, pronto, otros países se verán comprándoselas.

¿En qué consiste esta tecnología en la que el país asiático está invirtiendo tanto?

Comunicación "inhackeable"

Si envías un mensaje que quieres mantener fuera de la vista de espías, la encriptación tradicional funciona escondiendo la clave que éstos necesitan para leer el mensaje en una difícil ecuación matemática. 

La comunicación cuántica utiliza luz para enviar información vital. SPL
La comunicación cuántica utiliza luz para enviar información vital. SPL

Pero ¿qué significa "difícil" en términos matemáticos? Quiere decir que tienes que pensar muy rápidamente para descifrar el código a medida que pruebas infinitas combinaciones de largas claves numéricas.

Y en 2017 eso significa que necesitas usar una computadora muy potente.

Las continuas mejoras en poder computacional implican que las llaves numéricas deben extenderse de cuando en cuando. El cifrado tiene un tiempo de caducidad y se está volviendo cada vez más vulnerable.

También se teme que el desarrollo de computadoras cuánticas -las cuales representan, efectivamente, un enorme avance en la capacidad de cálculo numérico- hará que gran parte de la encriptación moderna de software se torne vulnerable.

Para descifrar las claves cuánticas se necesita una computadora especial. GETTY IMAGES
Para descifrar las claves cuánticas se necesita una computadora especial. GETTY IMAGES

La comunicación cuántica trabaja de manera diferente: 

  • Si quieres enviar tu mensaje seguro, primero tienes que enviar por separado una clave incrustada en partículas de luz.
  • Sólo entonces envías el mensaje encriptado y el receptor podrá leerlo con ayuda de una clave que le enviaste previamente.

La ventaja principal es que la llamada clave de distribución cuántica es que si cualquiera trata de interceptar las partículas de luz, tendrá, necesariamente, que alterarlas o destruirlas.

Y eso significa que cualquier intento de hackeo será percibido inmediatamente por el emisor original y el destinatario potencial. Por eso se describe como "inhackeable".

Dejando atrás Occidente

Si la comunicación cuántica puede servir para que las comunicaciones en internet sean más seguras, ¿por qué China está tan avanzada?

"Durante mucho tiempo la gente, simplemente, no pensó que fuera necesario", le dice a la BBC el académico Myungshik Kim, especialista en información cuántica en el Imperial College de Londres, Reino Unido. 

Kim dice que todavía no está claro si hay mercado para esta tecnología.

"La dificultad matemática del actual sistema de codificación fue tan alta que no se consideró necesario implementar esta nueva tecnología", explica el catedrático.

La investigación en sí no es nueva y China no tiene ventaja sobre la competencia. Sin embargo, sí la tiene en lo que respecta a las aplicaciones.

"Europa dejó pasar el tren", dice Anton Zeilinger, físico cuántico de la Universidad de Viena, en Austria, y uno de los pioneros en este campo. 

Si la clave está formada por partículas de luz y cualquier intercepción es percibida rápidamente. SPL
Si la clave está formada por partículas de luz y cualquier intercepción es percibida rápidamente. SPL

El experto dice que trató de convencer a la Unión Europea en 2004 de crear más proyectos sobre tecnología cuántica, pero no le hicieron mucho caso.

"Europa se ha quedado atrás y eso nos ha impedido competir", asegura.

Hay redes cuánticas operando en Estados Unidos y Europa, pero la mayoría son proyectos de investigación, y no comerciales.

Creando un mercado

Otro problema es lo caro que resulta construir aplicaciones como la de Jinan. Y so todavía no hay un mercado comercial, es difícil lograr que los inversores o el gobierno lo respalden.

"Tenemos que admitir que cuando China invierte en algo, tiene poder financiero y mano de obra por encima de las capacidades de cualquier otro país en el mundo, excepto el ejército estadounidense", le dice a la BBC Valerio Scarani, un físico que trabaja en el Centro para Tecnologías Cuánticas del la Universidad Nacional de Singapur.

Pero la red de Jinan no es la única aplicación de comunicación cuántica que China ha desarrollado.

En agosto de 2016 lanzó un satélite equipado con experimentos cuánticos para grandes distancias que no pueden transmitirse por cable. También hay un vínculo entre los dos grandes centros del país, Pekín y Shanghái, para que puedan comunicarse entre ellos y saber si otros escuchan. 

China lanzó un satélite de comunicación cuántica desde el desierto de Gobi en agosto de 2016. CHINA DAILY/REUTERS
China lanzó un satélite de comunicación cuántica desde el desierto de Gobi en agosto de 2016. CHINA DAILY/REUTERS

Así que aunque puede que todavía no esté claro si la tecnología cuántica será la que reemplace a la encriptación tradicional, es ampliamente considerada como una de las candidatas potenciales.

China, mientras tanto, es la nación que está a la cabeza en la construcción y experimentación con aplicaciones reales para ello.

"Es una situación en la que la tecnología puede crear su propio mercado", dice Zeilinger.

Y cuando las empresas chinas comiencen a venderla, los bancos internacionales estarán, probablemente, entre sus primeros clientes.