Vida

Biopsias no propician diseminación del cáncer

Un estudio realizado por científicos de Mayo Clinic en Jacksonville, Florida, en más de dos mil pacientes desmintió el mito de que las biopsias causan la diseminación del cáncer.

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

Michael Wallace, gastroenterólogo y profesor de Medicina, de la Mayo Clinic.
Michael Wallace, gastroenterólogo y profesor de Medicina, de la Mayo Clinic.

En la edición por internet de Gut (Intestinos) del 9 de enero, los científicos demuestran que los pacientes sometidos a biopsia obtuvieron mejores resultados y sobrevivieron más tiempo que quienes no se sometieron a la biopsia.

Los científicos estudiaron el cáncer de páncreas, pero los resultados, probablemente, aplican también en otros tipos de cáncer debido a la técnica de diagnóstico empleada en el estudio (de aspiración con aguja fina) que es muy utilizada en todo tipo de tumor, dice el investigador experto del estudio, Michael Wallace, gastroenterólogo y profesor de Medicina.

Lea también: La prevención al alcance de todos

La aspiración con aguja fina es una técnica de invasión mínima que mediante una aguja fina y hueca extrae pocas células de un tumor. Una larga creencia de muchos pacientes, y hasta de algunos médicos, es que la biopsia puede diseminar las células cancerosas.

A pesar de que se ha informado sobre pocos casos que sugieren tal ocurrencia en muy raras ocasiones, no hay motivo para que los pacientes se preocupen por las biopsias, expresa Wallace.

Lea también: Más allá del diagnóstico hay esperanza de vida

“El estudio revela que médicos y pacientes deben sentirse tranquilos porque la biopsia es muy segura”, añade. “Todos los años se realiza en Estados Unidos millones de biopsias de cáncer, pero uno o dos estudios de casos llevaron a este mito común de que las biopsias diseminan el cáncer”.

Las biopsias ofrecen "información muy valiosa que permite personalizar el tratamiento. En algunos casos, se puede ofrecer quimioterapia y radioterapia antes de la operación para obtener mejores resultados; mientras que en otros, se puede evitar tanto la cirugía como las terapias", acota Wallace.

La cirugía para el cáncer de páncreas es "una operación muy grande y la mayoría de personas debería verificar que efectivamente padece cáncer antes de someterse a ella", dice el médico. Un estudio reveló que 9 por ciento de pacientes operados debido a la sospecha de cáncer de páncreas en realidad padecían una enfermedad benigna.

Lea también: Novedoso diagnóstico de pólipos

Wallace y su equipo llevaron a cabo dos estudios diferentes para examinar el riesgo de las biopsias. En un estudio del año 2013, publicado en Endoscopy (Endoscopia), los científicos examinaron los resultados de 256 pacientes con cáncer de páncreas tratados en Mayo Clinic de Jacksonville, Florida. Los científicos no encontraron diferencia en la recurrencia del cáncer entre 208 pacientes sometidos a aspiración con aguja fina guiada por ecografía endoscópica y 48 pacientes no sometidos a la biopsia.

En el estudio actual, los científicos examinaron 11 años (de 1998 al 2009) de datos correspondientes a Medicare sobre pacientes con cáncer de páncreas no metastásico que se sometieron a cirugía. Los científicos examinaron la supervivencia general y la específica al cáncer de páncreas en 498 pacientes sometidos a aspiración con aguja fina guiada por ecografía endoscópica y de 1536 pacientes en quienes no se realizó la biopsia.

Lea también: La prevención podría salvar 16 millones de vidas cada año

Durante un tiempo de seguimiento promedio de 21 meses, fallecieron 285 pacientes (57 por ciento) del grupo de la aspiración con aguja fina guiada por ecografía endoscópica y 1 mil 167 pacientes (76 por ciento) del grupo no sometido a la biopsia. La causa de muerte fue el cáncer de páncreas en 251 pacientes (50 por ciento) del grupo sometido a aspiración con aguja fina guiada por ecografía endoscópica y en 980 pacientes (64 por ciento) del otro grupo.

La media de la supervivencia general del grupo de la aspiración con aguja fina guiada por ecografía endoscópica fue de 22 meses, frente a 15 meses del grupo sin biopsia.

"Las biopsias son incalculablemente valiosas porque permiten ejercer una medicina personalizada, o sea administrar un tratamiento hecho a medida para cada paciente y creado para ofrecer el mejor resultado posible", concluye Wallace.

Lea también: Ningún menor de 80 años morirá de cáncer en el 2050