Proponen otro origen del Sistema Solar

Una innovadora teoría sostiene que los asteroides no formaron los planetas del Sistema Solar, sino simples fragmentos producidas por colisiones entre cuerpos mucho mayores y ya existentes.

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

<p style="text-align: left;">Recreación artística del nacimiento del  Sistema Solar. (NASA)</p>
Recreación artística del nacimiento del Sistema Solar. (NASA)

MADRID- Una nueva teoría publicada en la revista Nature por un grupo de investigadores de la Universidad Purdue, Indiana, y del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT), sostiene que los asteroides no formaron los planetas del Sistema Solar, sino simples subproductos de colisiones entre cuerpos mucho mayores y ya existentes.

lea también: Científicos explican con una receta la composición de la Tierra

La investigación sugiere que las cosas podrían haber sucedido justo al revés de lo que se creía hasta ahora, y que fueron las colisiones entre embriones planetarios (las semillas de los actuales planetas, hace más de 4.000 millones de años) las que hicieron posible que se formara el material del que, a su vez, están hechos los asteroides.

Lea también: Cuestionan la teoría de la formación planetaria con un nuevo estudio

Cuando un fragmento de asteroide cae a la Tierra recibe el nombre de meteorito. Y durante más de un siglo los científicos han estudiado los diminutos gránulos de roca fundida y solidificada, llamados cóndrulos, que hay en el interior de muchos de ellos. Cuando un meteorito contiene cóndrulos se le llama condrita, y resulta que hasta el 92 por ciento de todos los meteoritos conocidos son condritas. Sin embargo, y según explica Jay Melosh, de la Universidad de Purdue y una de las máximas autoridades mundiales en la materia, nadie sabe aún a ciencia cierta cómo esos cóndrulos pudieron llegar a formarse.

Lea también: La Tierra y la Luna podrían tener un mismo origen

"Entender el origen de los cóndrulos -explica Melosh- es como mirar por el ojo de una cerradura; aunque no podemos ver todo lo que ocurre detrás de la puerta, sí que tenemos una visión clara de una parte de la habitación y podemos echar un vistazo a los orígenes de nuestro sistema solar. Pero hemos encontrado un modelo de impacto que encaja muy bien con lo que sabemos sobre este material único, y también sobre el sistema solar primitivo, y eso a su vez sugiere que, en contra de la opinión generalizada entre los expertos en meteoritos, los asteroides no son el material sobrante de la construcción de los planetas, y los racimos de cóndrulos no son prerrequisitos para que se forme un planeta".

Le también: Hallan asteroide rico en agua

Meteoritos sobrevalorados

La idea, según afirma David Minton, profesor de Ciencias Planetarias en la misma Universidad de Purdue y autor principal de la investigación, será recibida con recelo por otros especialistan en este campo. "Durante mucho tiempo se ha pensado que los cóndrulos que forman los meteoritos eran algo parecido a los bloques básicos de construcción de los planetas. Pero este estudio sugiere que, muy al contrario, los cóndrulos serían el subproducto de impactos entre objetos de una primera generación, y por lo tanto los meteoritos podrían no ser representativos del material del que se formaron los planetas".

Lea también: Astrónomos observan etapa clave de formación de planetas gigantes

El modelo de impacto desarrollado por los investigadores también resuelve las sorprendentes similitudes observadas entre cóndrulos y los materiales creados por impactos tanto en la Tierra como en la Luna. Según Melosh, "los cóndrulos son idénticos en tamaño, forma y textura a las esférulas de la Tierra y de la superficie lunar". La única diferencia, explica el investigador, está en su composición química, lo cual resulta lógico porque unos y otras están hechos a partir de diferentes materiales de partida, en impactos entre cuerpos muy diferentes entre sí. Con información de: www.abc.es.