Escenario

¿Lluvia de diamantes en Saturno y Júpiter?

La lluvia de diamantes podría ser la forma más común de precipitación en el Sistema Solar.

Por POR: MUYINTERESANTE.COM.MX

<p>Astrónomos opinan que las capas inferiores de la atmósfera de Júpiter y Saturno pueden contener enormes diamantes, mientras en sus capas superiores pueden llover diamantes.</p>
Astrónomos opinan que las capas inferiores de la atmósfera de Júpiter y Saturno pueden contener enormes diamantes, mientras en sus capas superiores pueden llover diamantes.

<p><em><strong>MEXICO-</strong></em> ¿Imagina <strong>una lluvia de diamantes</strong>? Lo que podría parecer la fantasía de cualquier persona es una realidad en los planetas de <strong>Saturno y Júpiter</strong>. Por extraño que parezca, l<strong>a lluvia de diamantes podría ser la forma más común de precipitación en el Sistema Solar.</strong></p><p>Los investigadores<a target="_blank" _mce_href="science.jpl.nasa.gov" href="science.jpl.nasa.gov"> </a><strong><a target="_blank" _mce_href="science.jpl.nasa.gov" href="science.jpl.nasa.gov">Kevin Baines, </a>de la Universidad de Wisconsin-Madison y la <a target="_blank" _mce_href="http://www.nasa.gov" href="http://www.nasa.gov">NASA</a>, y Mona Delitsky, de <a target="_blank" _mce_href="http://www.tritonfun.com" href="http://www.tritonfun.com">California Specialty Engineering</a></strong>, analizaron nueva información atmosférica de los planetas gigantes. Concluyeron que <strong>las tormentas eléctricas convierten el metano de la atmósfera en carbón. Al caer, éste se endurece, volviéndose grafito y finalmente diamante.</strong></p><p>¿Cómo pueden estar seguros de dicho fenómeno? Gracias a la química. Los científicos analizaron las más recientes predicciones de presión y temperatura del interior de los planetas, así como nueva información acerca del comportamiento del carbón en diferentes condiciones. Sostienen que diamantes en bruto <em>granizan</em> sobre los planetas, especialmente sobre una enorme región de Saturno.</p><p>Desde hace tiempo, se cree que <strong>Urano y Neptuno aguardan las piedras preciosas</strong>. Pero a diferencia de estos planetas, cuyos núcleos son más fríos, en Saturno y Júpiter los diamantes no pueden sobrevivir por mucho tiempo. Al caer cerca de 30 mil kilómetros, la presión y la temperatura son tantas que no pueden mantenerse sólidos. Es probable que entonces se forme un <em>océano</em> de carbón líquido.</p><p>Baines y Delitsky presentaron sus hallazgos en la <strong>reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana</strong>. Sus resultados aún deben ser revisados por la comunidad científica, sin embargo, la posibilidad de la lluvia de diamantes no puede ser descartada.</p>