Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

19/07/13 - 00:00 Vida

A los bebés hay que darles lo mejor

Para prevenir el contagio de múltiples enfermedades es fundamental una higiene adecuada en cualquier etapa de la vida, especialmente durante los primeros años.

POR CRISTIAN NOé DáVILA

Los niños y los adultos no pueden utilizar los mismos productos de limpieza personal, ya que los primeros necesitan cuidados especiales de acuerdo con su tipo de piel, dijo ayer el pediatra Édgar Beltetón, durante El Consultorio, que se transmite martes y jueves por www.prensalibre.com.

“El organismo cambia según la edad. Si hablamos solo de la piel, tenemos que recordar que el niño viene de un entorno estéril y libre de contaminación”, explicó Beltetón. Agregó que para tener una buena higiene también se deben esterilizar los alimentos y los utensilios. También es importante el lavado de manos, el cepillado de dientes y la ducha habitual.

No hay que dejarse llevar por consejos de terceras personas, ya que son los médicos quienes pueden dar recomendaciones que no tendrán efectos secundarios.

Asimismo, tampoco se debe someter al pequeño a medidas de higiene extremas, ya que esto provoca que no desarrollen bien sus defensas, puesto que hay bacterias que son necesarias para el organismo.

En el mercado existen productos especiales para los niños, y es mejor optar por estos.

CASOS ESPECIALES

Si un producto de higiene provoca alguna reacción alérgica, hay que acudir al pediatra inmediatamente, ya  que debe tratarse en una clínica o en un
hospital.

El pediatra, además de prescribir medicamento, tiene que practicar exámenes para determinar el origen del problema alérgico, debido a que no siempre se relaciona con el uso de químicos.

En niños muy pequeños la respuesta inmunológica no es exacta, por lo cual se sugiere utilizar productos hipoalergénicos siempre.

La limpieza de biberones y mamones tiene vinculación directa con el desarrollo de enfermedades gastrointestinales en los bebés.

NIÑOS

Todos los pequeños aprenden por imitación, por lo cual se aconseja que los adultos sean los promotores de buenos hábitos de limpieza personal, ya que  esto evitará el contagio de muchas enfermedades infecciosas.
A partir de los 3 años de edad, los niños empiezan a entender que algunas costumbres son beneficiosas y saludables, como lavarse las manos, ducharse y comer alimentos higienizados correctamente.

BEBÉS

Uno de los cuidados esenciales en los primeros años de vida se relaciona con la higiene de la piel en las partes íntimas. Para  evitar que el bebé pase mucho tiempo con el pañal sucio se deben utilizar cremas y ungüentos para prevenir escaldaduras. Los padres deben tener especial cuidado con las niñas, ya que son más propensas a padecer infecciones en el área vaginal.

DUCHA

La frecuencia con la que deben bañarse los niños dependerá de las actividades diarias, por lo cual no es necesario que sea todos los días. En el caso de  recién nacidos —hasta el primer mes de edad—, la madre debe ducharlos cerca del mediodía, ya que el clima es más agradable a esa hora.
Se sugiere usar champú sin alcohol —que no irrita los ojos— y jabones cremosos, para hidratar la piel.

ESTÉTICA

Es común que los niños y las niñas quieran aplicarse geles para el cabello, lociones, perfumes o maquillaje. El pediatra Édgar Beltetón afirmó que el uso excesivo de estos productos puede provocar alergias y complicaciones respiratorias. Además, son artículos estéticos innecesarios para esa etapa de la
vida.

DIENTES

Los dientes deben cepillarse desde que aparecen los primeros.
Antes de  esto, deben usarse gasas esterilizadas para eliminar residuos de comida. Si el bebé solo es alimentado con leche materna no es necesaria dicha medida. Los enjuagues bucales son recomendados a partir de los 5 años, ya que a partir de esa edad tienen la capacidad de escupir todo el líquido.

MANOS

Es importante que  los niños aprendan a lavarse las manos con agua y jabón antes de ingerir alimentos. Asimismo, es fundamental que los adultos estén conscientes  que sus manos deben estar esterilizadas y sin joyas cada vez que tengan contacto con menores, especialmente con
bebés. Un buen lavado de manos dura de dos a tres minutos.


Más noticias de Vida

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.