Escenario

El Diario de Ana Frank  puede copiarse, pero con fines científicos

La justicia holandesa juzgó que los textos originales del Diario de Ana Frank  pueden ser copiados para la investigación científica, resolviendo una disputa legal en torno a los derechos de la obra.

Por La Haya/AFP

Ana Frank narra la historia de una niña judía perseguida por los nazis. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Ana Frank narra la historia de una niña judía perseguida por los nazis. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La justicia holandesa juzgó que los textos originales del Diario de Ana Frank pueden ser copiados para la investigación científica, dirimiendo una disputa legal en torno a los derechos de la obra.

El Fondo Ana Frank, cuya sede está en Basilea  (Suiza), es propietario de la obra de la joven judía. Pedía al tribunal impedir a la Fundación homónima, que gestiona sobre todo la casa-museo de Ámsterdam, publicar los textos en el marco de una investigación científica.

Pero el tribunal de Ámsterdam estimó que estos pueden ser copiados por la Fundación y la Academia Holandesa de Ciencias, se informó.

La sentencia no altera en cambio la duración de los derechos de autor, puesto que la Fundación y el Fondo se pusieron de acuerdo sobre el derecho aplicable en Holanda.

El Diario de Ana Frank, escrito por una adolescente judía entre junio de 1942 y agosto de 1944 mientras se escondía de los nazis con su familia en Ámsterdam, fue publicado por primera vez en holandés por su padre en 1947 y luego traducida a más de 70 idiomas.

Legalmente, una obra pasa a dominio público el 1 de enero que sigue a los 70 años de la muerte de su autor “o del último autor vivo”.



La historia de Ana Frank es una de las más conmovedoras de la historia de la literatura. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La historia de Ana Frank es una de las más conmovedoras de la historia de la literatura. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


El Fondo estima que el texto es una “obra póstuma”, publicada después de la muerte de Ana Frank en 1945 a los 15 años, en el campo de concentración alemán de Bergen-Belsen.

“Algunas partes del texto fueron publicadas en Holanda por primera vez en 1986. Serán protegidas hasta el 1 de enero de 2037, es decir, 50 años después de su publicación inicial”, indicó uno de los miembros del consejo de administración del Fondo, Yves Kugelmann.