Escenario

Actor de Glee se declara inocente en caso de pornografía infantil

El actor Mark Salling de la serie Glee se declaró inocente de dos cargos federales por pornografía infantil el viernes, mientras que sus viajes y uso de internet fueron severamente restringidos.

Por Los Ángeles/ AP

El actor Mark Salling quiere aclarar su caso ante la ley. (Foto Prensa Libre: AP)
El actor Mark Salling quiere aclarar su caso ante la ley. (Foto Prensa Libre: AP)

La magistrada Rozella A. Oliver dictó que Salling puede ser liberado después de pagar una fianza de US$150 mil incluyendo US$100 mil de su propio dinero para garantizar que se presente en la corte.

Salling, de 33 años, respondió a varias preguntas de la juez y presentó su declaración de inocencia durante su comparecencia, en la que también se fijó una fecha para su juicio.

El actor, quien interpretó al chico malo Noah Puck Puckerman en el melodrama musical de Fox, fue acusado la semana pasada de dos cargos por recibir y poseer pornografía infantil después de que un gran jurado lo sentenció la semana pasada. El vocero del fiscal federal Thom Mrozek dijo que los investigadores encontraron una extensa colección de pornografía infantil cuidadosamente organizada durante su búsqueda en aparatos electrónicos de Salling.

Los fiscales pedían que el actor fuera detenido sin derecho a fianza, pero llegaron a un acuerdo con los abogados del actor para permitir que pudiera pagar una fianza. El abogado de Salling Alan Eisner entregó el pasaporte del actor durante la audiencia.





Los aparatos de Salling que se conectan a internet deben ser aprobados ahora por las autoridades federales, tendrá que usar un brazalete para conocer su ubicación y someterse a pruebas de dopaje como condición para su libertad, dijo Oliver.

Salling fue arrestado en su casa en diciembre después de que policías de Los Angeles y agentes federales confiscaron una computadora portátil, un disco duro y una memoria portátil que dicen contenía imágenes y videos de pornografía infantil.

Fue acusado con un cargo por usar internet para obtener una imagen fija y un video pornográfico de niñas y un segundo cargo por poseer dos videos más de pornografía infantil en el que también aparecían menores de edad.





De resultar culpable podría enfrentar hasta 20 años en prisión por cada uno de los cargos.