Escenario

Polifacético dramaturgo Xavier Pacheco deja huella en la escena local

El actor y dramaturgo guatemalteco Xavier Pacheco, quien falleció el lunes último a causa de neumonía, deja un gran legado en el teatro nacional.

Por Ángel Elías

Xavier Pacheco fue conocido y respetado por la creación de vestuario teatral.
Xavier Pacheco fue conocido y respetado por la creación de vestuario teatral.

Xavier Pacheco era conocido por su carácter fuerte, sus particulares puntos de vista y la defensa de estos de una manera casi heroica, pero también por su sentido del humor, sus comentarios irónicos y acertados. Él tenía siempre un comentario, lo emitía de manera incisiva y muy directa, eso era una característica muy de él. Así describe a Pacheco la actriz María Teresa Martínez, quien lo conoció en la década de 1960, cuando estudiaron juntos.

Para Martínez, la calidad humana de Pacheco no tiene comparación. “Cuando me dijeron que había muerto no lo podía creer porque estaba lleno de vida. Su carácter provocaba altercados, pero “esto no fue motivo de peleas eternas. Uno podía discutir con él un día, pero al siguiente llegaba como si no hubiera pasado nada. Siempre fue un caballero y profesional”, agrega Martínez.

“Con su amistad se podía contar en cualquier momento. Fue un gran actor, amigo y fiel compañero”, recuerda el dramaturgo y actor Alfredo Porras Smith, quien compartió una relación de amigos desde la década de 1970. “Su personalidad confrontativa no le impedía tender la mano a sus amigos”, agrega Porras.



De carácter  fuerte y perseverante, así  describen a Xavier Pacheco los actores que lo conocieron.
De carácter fuerte y perseverante, así describen a Xavier Pacheco los actores que lo conocieron.


Como actor, dramaturgo y director destacó su alta exigencia hacia los actores. Su fuerte siempre fue el vestuario; él decía que no hacía disfraces para actores, sino vestuario digno de cada personaje. “Eso destacaba en cada montaje”, cuenta Martínez.

“Hablar sobre el legado que dejó Pacheco en el teatro local es casi una misión imposible. Su impecable trabajo en la obra El cuarto de Verónica, en la década de 1990 deja ver a un incansable y creativo dramaturgo”, comenta el director de teatro René Molina, que conoció a Pacheco en el Teatro Gadem, en la década de 1970.





El creador

Xavier Pacheco nació en la ciudad de Flores, Petén en 1941. Se trasladó a la capital en 1945.

Su carrera teatral empezó a los 8 años cuando participó en un grupo teatral y folclórico en el barrio en el que vivía en la zona 2. Su padre quería que se graduara de abogado, pero se le atravesó el teatro, profesión que comenzó en la Escuela Nacional de Arte Dramático (Enad), en la década de 1960.

En 1983 representó a Guatemala en el Festival Cervantino, con la obra Edipo Rey, con la cual ganó tres premios Opus del Patronato de Bellas Artes, como actor secundario, creador de vestuario y diseño de maquillaje. En 1990 viajó con la obra La Profecía, dirigida por Jean-Yves Peñafiel, para representar a Guatemala en el Festival de Cádiz y luego, en varias ciudades de Francia.

En el 2003, el Consejo Cultural de la Municipalidad de Guatemala lo galardonó por su trayectoria.

Sepelio

Xavier Pacheco recibirá un homenaje póstumo este martes a las 12 horas en el Teatro Nacional, zona 1. Luego, sus restos se trasladarán al cementerio Los Parques, zona 8 de Mixco.