Escenario

Artistas crean la alegría con sus manos

Canícula es una compañía de teatro originaria de Quetzaltenango que se dedica, a través de los títeres, a llevar un mensaje de esperanza, optimismo, educación y entusiasmo a niños y adultos.

Por Ángel Elías

Roberto Braham (Guatemala) y Helene Josephides (Chipre) integran Canícula.
Roberto Braham (Guatemala) y Helene Josephides (Chipre) integran Canícula.

Canícula Títeres se integra por el guatemalteco Roberto Braham y la ciudadana chipriota Helene Josephides, que en 2012 se unieron para llevar este espectáculo a distintos escenarios.

“La idea de la creación de Canícula surge en un momento importante en nuestra carrera. Decidimos crear un colectivo artístico para trabajar en un cambio social, llevar el arte tanto a ciudades como a comunidades rurales de nuestro país y representar a Guatemala en el extranjero”, explica Roberto Braham, desde Argentina, sitio en el que se encuentran en una gira de presentaciones.

La vida del titiritero no es sencilla, entre la alegría y las sonrisas hay una historia de esfuerzo y sacrificio que vuelve de esta profesión una hermosa tarea de educar, enseñar y construir. “Como para muchos artistas independientes en Guatemala y otros países de Latinoamérica, la falta de ayuda gubernamental es el principal obstáculo, ya que no se cuenta con apoyo financiero, seguro social, becas para capacitaciones, etc. Sin embargo, en este mundo lo más importante es que las personas que estamos en esto es porque realmente nos apasiona”, agrega Braham.



La Guata  recorre varios países de Latinoamérica para presentar el espectáculo  Canícula.
La Guata recorre varios países de Latinoamérica para presentar el espectáculo Canícula.


Pasión

La compañía se encuentra en una gira que los lleva por Brasil, Argentina, Chile y Uruguay, la cual hacen en una camioneta que le llaman La Guata.

“En julio 2014 comenzamos nuestra gira por Sudamérica con una iniciativa propia para los derechos de la niñez, llamada En Ruta por la Infancia. Desde ese entonces recorremos comunidades lejanas de los países de Latinoamérica, con nuestros shows; donamos presentaciones y talleres a orfanatos y hospitales de niños”, indica Braham

Esta compañía recorrió Centroamérica, Colombia, Ecuador, Perú y Chile, sitios en los que dieron más de 40 presentaciones y que disfrutaron más de 4 mil niños.



Los títeres  Trikitrí y Trukutrú visitan los nevados de los Andes durante su gira por Sudamérica.
Los títeres Trikitrí y Trukutrú visitan los nevados de los Andes durante su gira por Sudamérica.


Historia

Canícula Títeres nació en 2008. Por esta han pasado artistas, músicos y poetas. En el 2012 se integró Helene Josephide. “Veníamos haciendo teatro desde el 1998. A través de nuestra experiencia comprobamos el impacto que puede tener un títere”, dicen los titiriteros.

El show

  • El primer  espectáculo que presentó la compañía se llama Las aventuras de Trikitrí y Trukutrú y se enfoca en los derechos de la niñez.
  • El segundo  espectáculo se llama Barco a la vista y es una divertida historia de piratas en el que abordan la importancia de la autoestima en el niño y la niña.
  • Los integrantes  de Canícula también han representado a Guatemala en distintos festivales en el extranjero —Latinoamérica y Europa—, con la presentación de su show en  español, francés y próximamente en portugués.