Escenario

Esos besos de película que merecen recordarse

Cada 13 de abril el mundo celebra el Día Internacional del beso, esta fecha que surgió gracias al beso más largo de la historia, que duró 46 horas 24 minutos y 9 segundos.

Por Redacción Espectáculos

Aquellos besos memorables en la historia de cine. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Aquellos besos memorables en la historia de cine. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“En un beso sabrás todo lo que he callado”, dijo el escritor chileno Pablo Neruda, con respecto a una de las expresiones de afecto más significativas de la historia de la humanidad.

Desde el punto de vista científico, el beso provoca en el sistema límbico, situado en el centro del cerebro  la sensación de placer. Esta información se transmite a otras áreas como la corteza o al tronco del encéfalo que regula los mecanismos vegetativos de la respiración, el ritmo cardiaco, la tensión arterial, el tono muscular, la salivación o la secreción hormonal.

El mundo del cine también ha aprovechado este acto para hacerlo escenas medulares en sus producciones, esto gracias al efecto placentero que provoca un beso en la pantalla.

A continuación un resumen de los 10 besos que no se deben perder en la historia del cine.

La dama y el vagabundo (1955)

Encadenados (1946)

Titanic (1997)

Mujer bonita (1990)

Vainilla Sky (2001)

Spiderman (2002)

La bella y la bestia (1991)

Blanca Nieves (1937)

Ghost  (1990)

De aquí a la eternidad (1953)