Escenario

Cinco lugares que hablan de Miguel Ángel Asturias

Este año se cumplen  cinco décadas del Nobel de Literatura  que Miguel Ángel Asturias obtuvo en diciembre de 1967. Por este motivo, en esta edición se habla de su legado y se hace un repaso por los lugares en los que vivió, así como monumentos, escuelas y esculturas que nos recuerdan su trascendencia.

Por Brenda Martínez / Guatemala

Miguel Ángel Asturias en Francia. (Foto Prensa Libre, tomada de la Biblioteca Nacional de París, Jean Marquis)
Miguel Ángel Asturias en Francia. (Foto Prensa Libre, tomada de la Biblioteca Nacional de París, Jean Marquis)

Asturias había figurado varios años entre los autores preferidos para ser reconocido con el Nobel.  Fue derrotado por un voto  en 1965, cuando se le concedió a un novelista ruso.   “Se daba por seguro que yo sería el triunfador, ese era el vaticinio de  círculos europeos. Estando en Roma, cuando era finalista con el ruso (Mijáil) Shólojov, me llamaron  desde Estocolmo, anunciándome que llegarían  a entrevistarme para la televisión. Esta se hizo  dos días antes de la decisión, el 18 de octubre, y se le dio tal forma, dándome casi como el triunfador, que yo  me engañé”, dijo.

A criterio de la Academia Sueca,  el motivo del premio   se debía a su obra literaria rica en colorido, basada en la originalidad del pueblo y en las tradiciones indígenas.

“Que el premio Nobel haya sido otorgado a un escritor de un país pequeño, es más significativo que si lo hubiesen dado a uno con un arsenal de bombas atómicas... También es importante que fue dado a un escritor que representa a la literatura comprometida, no a la  gratuita”, dijo Miguel Ángel Asturias en un banquete el 20 de octubre de 1967.

Actividades

En el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias se prepararán este año varias actividades para conmemorar los 50 años del Nobel. El 30 de marzo subirá a escena El señor presidente. En octubre se presentará La tatuana, ópera de Paulo Alvarado y Carol Zardetto, y en diciembre, La tumba de gran lengua, de Joaquín Orellana. En agosto habrá una muestra de facsímiles de manuscritos del  escritor, organizada por la  Embajada de Francia.

Monumento a Miguel Ángel Asturias, en Buenos Aires, Argentina.
Monumento a Miguel Ángel Asturias, en Buenos Aires, Argentina.

Huella

1. En la casa que se ubicaba en la 13 avenida 5-56, zona 1, frente al Mercado Colón, nació Miguel Ángel Asturias, el 19 de octubre de 1899. Esta residencia quedó derrumbada después del terremoto de 1976, y luego se convirtió en un predio que fue vendido y convertido en parqueo público. 

2. En 1904, Miguel Ángel Asturias y sus padres, María Rosales de Asturias y Ernesto Asturias, se trasladaron a Salamá, Baja Verapaz. Miguel Ángel entra en contacto por primera vez con los indígenas. Vivió en el barrio San José, de ese municipio, en la casa de su abuelo materno, Gabino Gómez, ubicada a una cuadra del parque central que lleva su nombre.

(Foto Prensa Libre: Carlos Grave)
(Foto Prensa Libre: Carlos Grave)
(Foto Prensa Libre: Carlos Grave)
(Foto Prensa Libre: Carlos Grave)

3. En 1908 la familia Asturias retornó a la Ciudad de Guatemala, al barrio San José. Miguel Ángel vivió con su abuela materna, Soledad de Gómez, en la Avenida San José. Sus padres importaban granos y azúcar. Asturias entablaba conversaciones con campesinos. Este inmueble data de 1872.  La casa comenzó a pertenecer a la familia, oficialmente, en 1909, cuando Ernesto Asturias la compró para sus hijos, Miguel Ángel y Marco Antonio Asturias Rosales.

4. La primera vez que llegó a París, se quedó a vivir 14 años, de 1924 a 1938. Durante su época de diplomático, vivió en esa ciudad en la rue Pierre Charron 66, cerca del Arco del Triunfo y a pocos pasos de los Campos Elíseos. Es un edificio de cinco pisos; el escritor vivía en el último. Fue embajador en ese país de 1966 a 1970. Una placa en la fachada recuerda que residió en este emblemático edificio. 

5. Llegó a Madrid en 1930. Falleció en el hospital de la Concepción, en Madrid, el 9 de junio de 1974, a donde había viajado para dictar conferencias en universidades. Permaneció dos meses, pero por enfermedad fue internado en el referido nosocomio. En Andalucía, Las Palmas de Gran Canaria y Madrid hay calles que llevan su nombre.

Audios

A continuación, se puede escuchar al premio Nobel declamar poemas que aparecen en el disco compacto Miguel Ángel Asturias, con la magia de los tiempos (1999) y las declaraciones que dio a estudiantes universitarios durante un homenaje, este último proporcionado por la fonoteca de la TGW.





Nochebuena de América (1933-1939)





Guatemala cantanta 





Homenaje