Escenario

December Jazz refrescó la noche con música extraordinaria

La velada December Jazz, con la participación de las agrupación Planets Brew, Kadmon y Cristóbal Pinto y su banda, se celebró la noche de este martes en el polideportivo del IGA, en la ciudad de Guatemala. 

Por José Andrés Ochoa

El conjunto Kadmon, durante su presentación en December Jazz (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).
El conjunto Kadmon, durante su presentación en December Jazz (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

La entrada al concierto era gratuita, pero no fue eso lo que motivó a las más de 300 personas que llegaron a December Jazz, en una noche fresca en la ciudad.

Fresca por la baja temperatura. Fresca, también, por las propuestas musicales de Planets Brew, Cristóbal Pinto y Kadmon, tres conjuntos que interpretan el jazz a su manera, con composiciones propias y sonidos que invitan a cerrar los ojos y disfrutar.

December Jazz, organizada por el IGA, reunió a esas tres bandas con el fin de participar en una audición. Cinco jurados incógnitos dentro del público escucharían y observarían para anunciar el próximo año el grupo que participará en el Festival Internacional de Jazz Guatemala 2018 (FIJG).

Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa

La audición, por decirlo así, fue más bien una velada que citó a aficionados del jazz que prestaron atención por las más de dos horas de música. Sentados, comenzaron a zapatear, oscilar la cabeza y dejaron que el ritmo les acompañara de buena manera.

El jazz progresivo de Planets Brew inauguró la jornada con rudeza, con teclados y guitarra eléctrica, también con percusiones, que despertó a quien pudiera estar cansado de un día laboral, y le hizo saber que esa noche habría sonido de calidad.

Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa

Cristóbal Pinto y su banda bajó las revoluciones pero no el sentir melódico. Las revoluciones decayeron para caer en un momento de serenidad, de ritmo, de improvisación y conversación entre instrumentos, a donde se sumó el saxofón de Dina Ramírez. 

Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa

Kadmon nos despidió con una guitarra clásico y sonidos de viento que destensaron aún más los músculos y oxigenaron bastante más el espíritu.

Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa
Foto Prensa Libre: J. Ochoa

Si esta es la audición para el FIJG 2018, qué será lo que se podrá sentir en febrero próximo, cuando empiece el festival.