Escenario

Duelo entre Adele y Beyoncé en los Grammy

El domingo, dos grandes divas del pop acapararán todas las miradas durante la gala de los Grammy. Beyoncé, con nueve opciones a premio, y Adele, con cinco, son las grandes favoritas de la noche y se disputan los tres premios más importantes. 

Por Los Ángeles / DPA

Divas del pop acapararán todas las miradas en la gala de los Grammy. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Divas del pop acapararán todas las miradas en la gala de los Grammy. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La balada Hello de la cantante británica y el himno con tintes políticos de Beyoncé Formation compiten por alzarse con el gramófono a la Grabación del Año y Canción del Año. Aunque la texana cuenta ya con 20 Grammys -frente a los diez de Adele-, la postulación por Lemonade podría darle su primer trofeo al Disco del Año. Para el 25 de Adele, en cambio, sería el segundo en esa categoría, tras el que se llevó por 21.

Aquí, el "timing" podría dar ventaja a la futura mamá de gemelos. 25 se lazó en noviembre de 2015, pasado el plazo para aspirar a los Grammy 2016, y después de un año en todas las radios, un premio sonaría a noticia ya vieja. En cambio, el ambicioso Lemonade llegó en abril, acompañado de un aclamado largometraje y especulaciones sobre referencias a infidelidades en las letras que lo mantuvieron en titulares durante semanas.





Sin embargo, comparado con las de 25, las ventas de Lemonade parecen poca cosa. Según la asociación de las industrias estadounidenses de la grabación (RIAA), Beyoncé sólo ha logrado vender un millón de copias en Estados Unidos, mientras que el disco de Adele multiplica esa cifra por diez. Además, su sencillo Hello se convirtió en la primera canción que vendía un millón de descargas en una semana.

Pero aunque a veces no lo parezca, Adele y Beyoncé no compiten solo entre ellas. El premio al Disco del Año se lo disputan con el Purpose del canadiense Justin Bieber, el Views del rapero Drake y A Sailor's Guide to Earth, del cantautor country Sturgill Simpson.

Además, en la categoría de Grabación del Año hay pesos pesados como el Work de Rihanna y Stressed Out, del dúo de "pop esquizofrénico" -como ellos mismos definen su estilo- Twenty One Pilots. Además, el pop danés de Lukas Graham y su 7 Years está postulado a Grabación y Canción del Año, igual que I Took a Pill in Ibiza, de Mike Posner, y Stressed Out, de Bieber.

Con sus nueve postulaciones, Beyoncé es, eso sí, la primera artista que aspira a premio en cuatro géneros -pop, rock, rap y urbana contemporánea- el mismo año. Le siguen en opciones a gramófono el rapero Kanye West, Drake y Rihanna con ocho cada uno, mientras que Chance the Rapper debuta con siete, convertido en el primer artista jamás nominado con un lanzamiento exclusivamente en streaming: Coloring Book.





Por otro lado, entre los nominados también figura el icono del glam rock David Bowie, hace poco más de un año. Su disco Blackstar, lanzado apenas dos días antes de su muerte en enero de 2016, finalmente no figura en la categoría reina, pero opta al Grammy a mejor Álbum de Música Alternativa y el sencillo homónimo, al de Canción Rock.

Además, el Nobel de Literatura 2016, Bob Dylan, podría llevarse otros dos gramófonos: el de mejor álbum histórico por The Cutting Edge 1965-1966: The Bootleg Series, Vol.12 (Collector's Edition) y mejor álbum de pop vocal tradicional por Fallen Angels. En total, la Academia reparte premios en 84 categorías.





El veredicto está en manos de los más de 13 mil miembros con derecho a voto de la Academia de la Grabación. En esta 59 edición, los Grammy se entregarán en una gala en el Staples Center de Los Ángeles en la que el presentador del Late-Night-Show James Corden ejercerá de maestro de ceremonias. Adele, Daft Punk, Alicia Keys, John Legend, Bruno Mars, Metallica y The Weeknd amenizarán la ceremonia con sus actuaciones