Escenario

Filgua promueve un encuentro familiar con las letras

La XII Feria del Libro —Filgua— se ha convertido en un espacio donde familias enteras tienen la oportunidad de encontrarse con la literatura.

Por Ana Lucía Ola

Padres de familias acuden a Filgua con sus hijos para inculcar en ellos el amor por los libros. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
Padres de familias acuden a Filgua con sus hijos para inculcar en ellos el amor por los libros. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

Desde que inició el pasado 16 de julio, en los pasillos de los salones 4, 6 y salón Guatemala del Parque de la Industria, zona 9 capitalina, se puede observar cómo padres de familia buscan acercar a sus hijos al apasionante mundo de las letras, al recorrer juntos los distintos locales que ofrecen títulos infantil.

Hay cuentos, obras de aventura, títulos didácticos, juegos educativos y libros para desarrollar distintas destrezas.

Así como hay diversidad de temáticas, también hay libros de distintos precios, que van desde los Q20 a Q150, pues la idea es que todo aquel que llegue se lleve más de algún ejemplar.

El libro Cómo se dice, del Grupo Amanuenseence, es una obra para iniciar a los pequeños en la lectura. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

Mirna Mejía acudió el jueves acompañada de sus sobrinos, Sofía Alesandra de 9 años, a quien le apasionan las biografías en inglés y español, y su hermano German Alexander Peterson, de 6 años, quien llegó en busca de libros acerca de la vida de los dinosaurios.

“Tengo 50 años de trabajo docente y sé el valor de la lectura y en ellos he logrado desarrollar el amor hacia los libros”, expresó Mejía, quien año con año acude a Filgua.

Verónica de Petersen llevó a su nieta Sofía a buscar varios libros. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

Desde San Pedro Sacatepéquez llegó Haroldo Escobar junto a sus tres hijos con la intención de que los pequeños eligieran el título a su elección. Él asegura que el amor por las letras comienza con el ejemplo.

“La idea de inculcarles el hábito de la lectura es, en un país subdesarrollado como el nuestro, tener una pequeña apertura a ver otros mundos por medio de los libros, conocer otras culturas. Trato de familiarizarlos con la lectura, que en nuestro país no es nuestro pan de cada día”, refirió el padre de familia.

Los niños pueden encontrar diversidad de títulos, en el espacio de Editorial Piedra Santa está la historia de Popol Vuh. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola.

Así como ellos, son cientos de familias las que se han acercado a esta feria literaria que culminará el próximo 26 de julio y donde además de libros, hay actividades recreativas para los pequeños lectores.