Escenario

Gran exposición de los mayas invita a redescubrir en Alicante, España, los tesoros de Guatemala 

Imponentes estelas con escritura jeroglífica, máscaras de jade y una singular escultura de un hombre con atributos de jaguar son algunas piezas de una gran exposición sobre la civilización maya en Alicante (este), que invita a redescubrir los tesoros arqueológicos y naturales de Guatemala.

Por ALICANTE / EFE

“Los Mayas: El enigma de las ciudades perdidas” es la exposición inaugurada en el Museo Arqueológico de Alicante de la Diputación, en España.
“Los Mayas: El enigma de las ciudades perdidas” es la exposición inaugurada en el Museo Arqueológico de Alicante de la Diputación, en España.

Con el título Los Mayas: El enigma de las ciudades perdidas, la exposición en el Museo Arqueológico de Alicante de la Diputación  (MARQ) fue inaugurada el jueves por el ministro de Cultura guatemalteco, José Luis Chea, y el presidente de la Diputación, César Sánchez, y estará abierta hasta el 7 de enero del 2018.

Las 167 piezas provienen, en su mayoría, del Museo Nacional de Arqueología de Guatemala y de la Fundación de ese país Ruta Maya, y se reparten en tres salas a lo largo de 900 metros cuadrados: una ambientada en las pirámides, otra en las bóvedas de templos invadidos por flora selvática y una tercera en el “inframundo maya” o cenote, que se representa en las lagunas interiores.

Escultura de estuco de personaje ataviado con máscara de jaguar, que data del Clásico Temprano (ca. 250 AD- 600 d.C.). (Foto Prensa Libre, cortesía Ruta Maya).
Escultura de estuco de personaje ataviado con máscara de jaguar, que data del Clásico Temprano (ca. 250 AD- 600 d.C.). (Foto Prensa Libre, cortesía Ruta Maya).

Después del MARQ, las piezas regresarán a Guatemala después de dos años en Europa, ya que antes han sido visitadas por miles de personas en el Holanda y Alemania.

Chea confió en el éxito de la exposición y en que sirva como “una invitación seria para redescubrir Guatemala desde otra perspectiva”, a través de una civilización que vivió tres mil años y de la que, en el momento de la llegada de los españoles, hace 500 años, se desconocía su existencia.

En el acto de apertura (de izquierda a derecha) el exministro José Manuel García-Margallo; el ministro de Cultura de Guatemala, José Luis Chea; el presidente de la Diputación, César Sánchez; el diputado César Augusto Asencio y el comisario de la muestra Nikolai Konrad. (Foto Prensa Libre, tomada de cadenaser.com)
En el acto de apertura (de izquierda a derecha) el exministro José Manuel García-Margallo; el ministro de Cultura de Guatemala, José Luis Chea; el presidente de la Diputación, César Sánchez; el diputado César Augusto Asencio y el comisario de la muestra Nikolai Konrad. (Foto Prensa Libre, tomada de cadenaser.com)

Los guatemaltecos actuales son “herederos de esta asombrosa cultura milenaria” que se desarrolló en un entorno selvático con abundante fauna, como los jaguares, ocelotes y tapires, agregó.

Las piezas están hechas de estuco, piedra, obsidiana y jade, que el ministro ha calificado de “oro verde”, y reflejan la riqueza de una civilización que, además de guerrera, se interesó por la escritura, el movimiento de los cuerpos celestes y los recursos hídricos, y sobre la que aún pesa el enigma del motivo de su desaparición.

El Hombre jaguar, una pieza de estuco de 3 metros “única”  y que viaja por primera vez a Europa, destaca especialmente, aunque también llaman la atención estelas en piedra caliza que, de entre 1 mil 325 libras y la tonelada de peso, datan del apogeo de los Mayas, entre los años 200 y 900 de nuestra Era.

Se trata de la estela de Seibal  (800-900 d.C.) , la de Machaquila, el panel de Dos Pilas  (600-800 d.C.) -todas ellas en Guatemala- y la estela de Calakmul  (sur de México casi limítrofe)  (731 d.C) , donde se describe la historia de las dinastías que habitaban esa desaparecida ciudad-estado, como el gobernante Yuknoom Kaviil.

Del resto ocupa un lugar principal una pequeña pero llamativa máscara de jade, en una muestra con decenas de tallas en concha, incensarios, platos, abalorios, otros utensilios y también objetos de metal, que dan cuenta de más de 2.000 años de cultura Maya.

El ministro de Cultura y Deportes de Guatemala, José Luis Chea Urruela, durante su visita a las instalaciones del MARQ. (Foto Prensa Libre, EFE)
El ministro de Cultura y Deportes de Guatemala, José Luis Chea Urruela, durante su visita a las instalaciones del MARQ. (Foto Prensa Libre, EFE)

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, destacó la calidad de la muestra, que permite “traer una cultura milenaria como la Maya a un rincón” de España.