Escenario

Estudiantes guatemaltecos rinden homenaje al célebre pintor Murillo

Este sábado se inauguró la exposición Homenaje a Murillo. Los estudiantes del colegio Príncipe de Asturias son los artistas que exhiben réplicas de la obra de Bartolomé Esteban Murillo, pintor del barroco español.

Por Anna Lucia Ibarra

Archivado en:

Arte Murillo Pintura
Los alumnos del Colegio Príncipe de Asturias presentaron este sábado réplicas de pinturas del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, en el Centro Cultural de España, zona 1. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Los alumnos del Colegio Príncipe de Asturias presentaron este sábado réplicas de pinturas del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, en el Centro Cultural de España, zona 1. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).

Este sábado se abrió la exposición Homenaje a Murillo en el Centro Cultural de España, zona 1. El objetivo es hacer un homenaje al pintor sevillano en el cuarto centenario de su nacimiento.

Alumnos desde tercero primaria hasta quinto bachillerato expusieron las obras en las que estuvieron trabajando todo el año. Todos los estudiantes hicieron gala de su creatividad y talento al demostrar que a su corta edad ya tienen las capacidades para aplicar técnicas de gran dificultad.

"Este año se hizo una convocatoria, que consistía en presentar un rostro relista con la técnica que ellos dominaran.  Los seleccionados recibieron un taller de encarnado con la maestra Margarita Tercero para pulir la técnica”, explica Eddy Montenegro, jefe de departamento de arte de la institución.

Los más pequeños también demostraron que la edad no es un obstáculo. “Cuando uno da la clase, uno nota a los alumnos que tienen la habilidad. Esos estudiantes llevan un proceso distinto, donde lo que se quiere es llevarlos a un mejor nivel de técnica”, comenta Juan Pablo Mejía, Maestro de arte de primeria.

En cuanto a la dificultad de la obra, Marta Elena Minera, maestra de arte de secundaria, dice que todos los cuadros eran un reto. “Los que tienen más personajes tenían más rostros y ropa que es difícil, pero los de un personaje uno se fija más los detalles”, afirma la profesora y agrega “durante la elaboración cuidamos la proporción, la piel, que los rostros no fueran planos”, finaliza.

Obras

Sara Lara, Pilar Pinera, Hugo Massella, Rocío García, Indra Minera, Cristina Molina y Bruno Guerra son algunos de los estudiantes que presentaron su trabajo. Cada uno tuvo retos que superar, pero todos estaban muy satisfechos con su obra. A continuación, se la presentamos.

Los alumnos de primaria pintaron fragmentos y detalles de las obras de Murillo. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Los alumnos de primaria pintaron fragmentos y detalles de las obras de Murillo. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Los estudiantes de secundaria y bachillerato pintaron obras completas, en diferentes técnicas. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Los estudiantes de secundaria y bachillerato pintaron obras completas, en diferentes técnicas. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
El fragmento de "San Juanito con un cordero", estuvo a cargo de Marie Claire Henry, de 9 años. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
El fragmento de "San Juanito con un cordero", estuvo a cargo de Marie Claire Henry, de 9 años. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Erick Ibarra, de 10 años", hizo un excepcional trabajo pintando la mano de la Virgen, fragmento del cuadro "La dolorosa". (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Erick Ibarra, de 10 años", hizo un excepcional trabajo pintando la mano de la Virgen, fragmento del cuadro "La dolorosa". (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Bruno Guerra (18) realizó su obra en tres meses. Estudiará medicina, pero quiere tomar un curso de pintura en la Academia de Bellas Artes en Sevilla, España. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Bruno Guerra (18) realizó su obra en tres meses. Estudiará medicina, pero quiere tomar un curso de pintura en la Academia de Bellas Artes en Sevilla, España. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
María Cristina Molina (10) -izquierda- explicó que la transparencia del velo de la Virgen fue lo más difícil. Le tomó 16 semanas terminar su obra. Indra Minera (11) -derecha- se tardó cinco semanas en realiza su cuadro. Para él la parte más difícil de su obra fueron las alas del ángel.
María Cristina Molina (10) -izquierda- explicó que la transparencia del velo de la Virgen fue lo más difícil. Le tomó 16 semanas terminar su obra. Indra Minera (11) -derecha- se tardó cinco semanas en realiza su cuadro. Para él la parte más difícil de su obra fueron las alas del ángel.
Rocío García (18) realizó "La Anunciación" y le tomó dos meses. Lo más difícil fue la figura humana y hacerlo realista. Durante el proceso aprendió la técnica de las transparencias. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Rocío García (18) realizó "La Anunciación" y le tomó dos meses. Lo más difícil fue la figura humana y hacerlo realista. Durante el proceso aprendió la técnica de las transparencias. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Hugo Massella (17) empezó desde el principio de año para organizar su tiempo y balancear entre sus tareas. De su obra, él considera que la canasta fue lo más difícil, ya que necesitaba hacer líneas muy finas e individuales para lograr la textura correcta. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Hugo Massella (17) empezó desde el principio de año para organizar su tiempo y balancear entre sus tareas. De su obra, él considera que la canasta fue lo más difícil, ya que necesitaba hacer líneas muy finas e individuales para lograr la textura correcta. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Pilar Pineda (18) trabajó en "Las dos trinidades" en óleo sobre cartón. Fue un proceso de dos meses en los que pintó por las noches y en tiempo libre que le quedaba. Su trabajo tenía varios rostros, de los que el cabello fue una parte complicada de realizar. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Pilar Pineda (18) trabajó en "Las dos trinidades" en óleo sobre cartón. Fue un proceso de dos meses en los que pintó por las noches y en tiempo libre que le quedaba. Su trabajo tenía varios rostros, de los que el cabello fue una parte complicada de realizar. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Sara Lara (17)  se le asignó una pieza que tuviera más paisaje por su predilección por este tipo de pintura. Ella entró a la convocatoria por gusto propio. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Sara Lara (17) se le asignó una pieza que tuviera más paisaje por su predilección por este tipo de pintura. Ella entró a la convocatoria por gusto propio. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).