Escenario

Iñárritu y DiCaprio llegan a México como grandes amigos 

Alejandro González Iñárritu dice que en Leonardo DiCaprio encontró una rara combinación de virtudes que le ayudó a sacar adelante su más ambicioso proyecto.

Por Ciudad de México / AP

El director mexicano Alejandro González Iñárritu y el actor estadounidense Leonardo DiCaprio, promocionan el filme The Revenant en México. (Foto Prensa Libre: AP)
El director mexicano Alejandro González Iñárritu y el actor estadounidense Leonardo DiCaprio, promocionan el filme The Revenant en México. (Foto Prensa Libre: AP)

"Para un proyecto de estos necesitas no sólo un gran actor, necesitas un camarada, un guerrero, un cómplice, y Leo no sólo fue todo eso, también encontré a un gran amigo", dijo González Iñárritu el martes en una conferencia de prensa promocional de The Revenant (El renacido) en la Ciudad de México.

El brutal western encabeza la lista de postulados al Óscar con 12 candidaturas que incluyen mejor película, mejor director y mejor actor, por el trabajo de DiCaprio. El superastro encarna en el filme a Hugh Glass, un cazador de pieles de la vida real que sobrevivió el ataque de un oso y fue en busca de los compañeros que lo abandonaron por muerto en el yermo implacable.

González Iñárritu afirmó que The Revenant es indudablemente la experiencia "más extraordinaria" que haya tenido como realizador. Sin embargo, acotó que el esfuerzo humano y artístico de todas las partes involucradas en la película no hubiera tenido sentido de no haber tenido a DiCaprio frente a la cámara, cargando el peso de una superproducción como esta sobre sus hombros.



González Iñárritu y DiCaprio afirman que son buenos amigos.  (Foto Prensa Libre: AP)
González Iñárritu y DiCaprio afirman que son buenos amigos. (Foto Prensa Libre: AP)


"Cuando no tienes al personaje y la ejecución extraordinaria de Leo, nadie de la meticulosidad, con esa fibra de manejar rangos de las emociones que él abraza, lo que proyecta en silencio, con sus ojos, con su cuerpo, con su aliento, con su instinto maternal, con su odio, con su venganza, todo lo que digamos, hace que como público y yo, como director, apostase tanto, el estudio apostase tanto, con los sacrificios o riesgos que tomó esta película", explicó el también productor.

Señaló que durante los cinco años que duró la producción de The Revenant hubo que tomar decisiones "muy valientes" y asumir riesgos "muy poderosos", y que si el filme siguió su rumbo fue gracias al peso de la actuación de su protagonista.

"Esta película tomó riesgos de proporciones históricas, pudo haber sido un gran fracaso. ¡Y muchos tendrían muchas ganas de eso!", dijo el realizador de 52 años.

DiCaprio, quien se mostró emocionado de estar en México, respondió con gratitud a los halagos del director y afirmó que haber trabajado con "El Negro", como le llaman de cariño a González Iñárritu, fue un "sueño hecho realidad".





"La razón por la que elijes trabajar con alguien no es para ganar un Óscar, sino porque esa persona es un artista fantástico. Alejandro es uno de los directores con más bases. Las películas que ha hecho le han hablado a la gente, a varias generaciones, e incluso, a futuros realizadores", expresó DiCaprio a través de una intérprete.

"Se ha hablado mucho de las condiciones en las que trabajamos, pero como público, tú buscas autenticidad", añadió el actor, quien habló en inglés. "Realmente deseábamos hacer una gran obra de arte, y todo lo que Alejandro pidió para lograr esa autenticidad es justo lo que yo busco como actor".

El astro de filmes como The Wolf of Wall Street (El lobo de Wall Street) e Inception se dijo afortunado de haber contribuido con su trabajo a The Revenant de la mano de González Iñárritu y el director de cinematografía mexicano Emmanuel "Chivo" Lubezki.

"Fue un trabajo duro, pero en cada detalle, cada respiro, cada toma, 'El Chivo' me decía: '¡Sigue, sigue, está todo bien!... Ahora la gente habla sobre algunos movimientos que pareciera que son accidentales, pero que implicaron mucho pensamiento y para los cuales ellos (González Iñárritu y Lubezki) se coordinaron magistralmente, lo cual me hace aún más afortunado como actor, porque pude concentrarme en la parte que me tocaba", contó el histrión de 41 años.

Sobre la polémica que envuelve a Hollywood ante postulación al Óscar de actores solo blancos por segundo año consecutivo, González Iñárritu sumó su voz a favor de la diversidad.



González Iñárritu y Leonardo DiCaprio agradecen el apoyo del filme The Revenant en México. (Foto Prensa Libre: AP)
González Iñárritu y Leonardo DiCaprio agradecen el apoyo del filme The Revenant en México. (Foto Prensa Libre: AP)


"Los premios es el último eslabón de la cadena. La vitalidad de Estados Unidos radica en que es un país multimestizo, policromático, . es un país que, si en el tejido social tiene una multiculturalidad tan poderosa, que eso no esté representado no solo en el cine sino en el entretenimiento, y no solamente en Estados Unido sino a nivel mundial", dijo el realizador de filmes que también incluyen Amores perros, 21 gramos y Babel.

"Es un problema muy profundo que no sólo una Academia tiene que responder, sino que tiene que ver desde cómo se produce la cultura del entretenimiento. Si nos damos cuenta, no es sólo en las películas que nos pone la televisión, la publicidad, las modelos, todas obedecen a una especie de canon estético, que obedece mucho más a una preferencia blanca, más que democracia de razas que pudieran representar más balanceadamente lo que somos en realidad, en Estados Unidos, aquí en México y en Asia", añadió.

Tras el éxito de The Revenant apenas un año después de su triunfo en los Óscar con la tragicomedia Birdman, González Iñárritu solo piensa en tomarse unas merecidas vacaciones: "Lo que tengo son ganas de dormir unos seis meses. Es como haber comido un banquete y lo único que deseo es reposar".

"No sé si el siguiente plato será mexicano o de otro país", añadió. "Ya veremos.".