Escenario

Los daños ocasionados al icónico Palacio Nacional de la Cultura

El Palacio Nacional de la Cultura tuvo varias fisuras en su estructura después de los dos sismos que estremecieron el país el pasado 14 y 22 de junio. A continuación presentamos un detalle de las partes del Palacio dañadas.

Por Sandra Vi

La construcción del Palacio Nacional comenzó el 4 de julio de 1937, terminó el 6 de mayo de 1944, y se inauguró el 10 de noviembre de ese año. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
La construcción del Palacio Nacional comenzó el 4 de julio de 1937, terminó el 6 de mayo de 1944, y se inauguró el 10 de noviembre de ese año. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Según el informe elaborado por el Ministerio de Cultura y Deportes para restaurar por completo el Palacio (fachadas, tuberías y mampostería entre otros, así como la realización de un estudio de todo el inmueble para verificar los daños), son necesarios de dos o tres años y el costo estimado para hacerlo asciende a Q1 millón 360 mil.

“El Palacio Nacional de la Cultura posee una importancia histórica única, es una joya arquitectónica única y posee un valor inmensurable en el imaginario de los ciudadanos. Es el eje central de la historia política y cultural del país de los últimos 73 años y debido a eso tenemos la obligación de conservarlo”, dice José Luis Chea Urruela, Ministro de Cultura y Deportes.





Salón de Recepciones

En el Salón de Recepciones hay fisuras localizadas  cerca de la cúpula, y   tres de sus esquinas muestran fallas por torsión en los capiteles  de las columnas. También hay grietas que atraviesan el salón de este a oeste, y en los vitrales 2 y 6.  Los expertos que hicieron la evaluación preliminar lo catalogaron como posibles daños severos. 

El peso de la lámpara mayor del salón es de 2.5 toneladas,  tiene 14 metros de diámetro y 143 focos.  El tiempo aproximado para las reparaciones necesarias es de seis meses. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
El peso de la lámpara mayor del salón es de 2.5 toneladas, tiene 14 metros de diámetro y 143 focos. El tiempo aproximado para las reparaciones necesarias es de seis meses. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Azotea

En el  torreón central, en  el ala oeste de dicha fachada existe una separación  entre 10 y 12 milímetros. El tiempo aproximado de reparación es de ocho meses.

Patio de la Paz

Reparar los daños en esta área podría tomar tres meses.  Los daños se localizan en entre los arcos 1 y 2 de sur a norte del segundo piso, y existe  una grieta en la fachada oeste del Patio de La Paz. Hay  otra horizontal en la cornisa del tercer piso de la fachada oeste, y con otro sismo corre el riesgo de desprenderse. 

Grieta horizontal en la cornisa del tercer nivel de la fachada oeste del patio de la Paz que corre riesgo que se desprenda por lo que es emergente que se intervenga para evitar cualquier riesgo. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Grieta horizontal en la cornisa del tercer nivel de la fachada oeste del patio de la Paz que corre riesgo que se desprenda por lo que es emergente que se intervenga para evitar cualquier riesgo. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Segundo piso

En la Sala 16 del segundo piso, Patio de La Cultura ala sur,  se evidenció  que el muro de la sala manifiesta un agrietamiento en la parte oriental del vano de la ventana —espacio sin construcción—, y su reparación requerirá un mes.

Fugas

Se detectó una fuga de agua a nivel del piso y en la base del muro norte del  servicio sanitario para hombres en el primer nivel en el Patio de la Cultura ala este. También en el baño ubicado en el área sur oeste del segundo piso del mismo patio. Arreglarlo tomará dos meses.

Postes

Un poste de iluminación del Palacio que se encuentra sobre la 6a. calle, ubicado en la esquina sureste del edificio, se corrió casi 15 centímetros de su base, en con el primer sismo.

Con el segundo temblor se corrieron otros dos de su lugar. Para mejorar el anclaje y regresarlos a su lugar es necesario un mes de trabajo.

Además, existen desprendimientos de elementos arquitectónicos que ya manifestaban un deterioro y con los sismos se desprendieron elementos de concreto. 

Existe un espaciamiento de esta junta constructiva,  a nivel de la fachada sur en la unión del torreón central con el ala oeste de dicha fachada, la separación visualizada es de entre 10 a 12 milímetros. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Existe un espaciamiento de esta junta constructiva, a nivel de la fachada sur en la unión del torreón central con el ala oeste de dicha fachada, la separación visualizada es de entre 10 a 12 milímetros. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Mohamed Estrada, conservador del Palacio Nacional, dijo: “Es necesario mejorar las condiciones de refuerzo estructural  con concreto para ayudar a minimizar los daños ocurridos”. Agregó que los materiales con los que fue construido el recinto son de  muy buena calidad, pero las partes decorativa, como la fachaleta, tuvieron  problemas con la compatibilidad de homogeniedad, ya que  no se contempló la reacción del tiempo.

El pasado 22 de junio, autoridades del Ministerio de Cultura y Deportes junto al Instituto de Antropología e Historia (IDAEH) efectuaron un recorrido por la construcción patrimonial para constatar los estragos provocados por los temblores  y este martes el Ministro de Cultura entrego un informe de daños al presidente de la república,  Jimmy Morales.