Escenario

Ofician misa en homenaje a Mario Almada

Con una misa en Cuernavaca fue despedido por familiares el actor mexicano Mario Almada, fallecido el 4 de octubre último, a los 94 años.

Por Redacción Espectáculos

Mario Almada pasó sus últimos días en su residencia en Cuernavaca.
Mario Almada pasó sus últimos días en su residencia en Cuernavaca.

El servicio religioso fue oficiado por Luis Millán, conocido como “el padre de las estrellas”, en la iglesia de Tamazula, pues  realizó la eucaristía de cuerpo presente del cantautor mexicano Joan Sebastian, en el 2015.

La esposa del actor, Consuelo, que padece mal de Parkinson, estuvo acompañada por sus hijos y 12 nietos.

“Mi padre logró entablar una relación muy especial con sus 12 nietos que lo adoraban, era un hombre muy bueno y sabio. Los cuatro hijos estamos tristes pero también muy tranquilos de que mi padre murió en paz, sin enfermedades. Así es la vida”, comentó Marco Almada, el único de sus hijos que está en el mundo del espectáculo.





Al finalizar el acto ligúrgico, uno de los nietos leyó una carta escrita por su hermano Marco, a nombre de los 12 nietos. En ella expresa su admiración y amor por su abuelo a quien consideraba un personaje mítico. “Hasta el último minuto fuiste un caballero, un héroe”, dijo.

Las cenizas del actor serán llevadas a mediados de noviembre a su pueblo natal, en Huatabampo, Sonora, lugar donde se organizará un homenaje para recibir a Almada, que destacó por sus personajes de bandolero y que participó en unas 400 películas, la mayoría de acción, entre ellas El tunco Maclovio y Todo por nada.





El actor falleció en su domicilio de Cuernavaca, donde radió durante los últimos años de su vida.