Escenario

Olivia Newton-John revela reincidencia de un cáncer de mama

La cantante Olivia Newton-John reveló el martes la reaparición de su cáncer de mama, 25 años después de su primera y exitosa batalla que la convirtió en una defensora de la lucha contra la enfermedad. 

Por AP / EE. UU.

La cantante Olivia Newton-John fue diagnosticada por primera vez con cáncer de mama en 1992. (Foto Prensa Libre: AFP)
La cantante Olivia Newton-John fue diagnosticada por primera vez con cáncer de mama en 1992. (Foto Prensa Libre: AFP)

La estrella británica informó que se vio obligada a posponer una gira por Estados Unidos y Canadá tras este diagnóstico.

La mujer de 68 años de edad contó que se someterá a un corto período de radiación, así como a terapias naturales, bajo el asesoramiento de especialistas en un centro de investigación del cáncer que lleva su nombre en su hogar adoptivo de Melbourne, Australia.

La cantante “confía en que volverá sobre el fin del año, mejor que nunca, para celebrar sus espectáculos”, dijo su representante en un comunicado.

Newton-John tuvo grandes éxitos desde la década de 1970 con canciones de pop, folk y country, pero se hizo más conocida por protagonizar la comedia musical de 1978 Grease junto a John Travolta.

Fue diagnosticada por primera vez con cáncer de mama en 1992, lo que la obligó a detener sus presentaciones.

La experiencia tuvo un gran impacto en Newton-John, quien se convirtió en una defensora tanto de la investigación sobre el cáncer como de la detección temprana. Ha dedicado una serie de álbumes y conciertos a la enfermedad y recaudó fondos para construir el centro de salud en Melbourne.

La cantante Newton-John es una de las famosas que se ha sumado a la lucha contra el cáncer de mama. (Foto Prensa Libre: AP)
La cantante Newton-John es una de las famosas que se ha sumado a la lucha contra el cáncer de mama. (Foto Prensa Libre: AP)

Newton-John ya había aplazado la primera mitad de una gira norteamericana quejándose de dolor de espalda. Después de consultar a los médicos, se enteró de que ese dolor estaba relacionado con el cáncer de mama, que se había extendido al hueso sacro de su espalda.