Escenario

Poesía se abre nuevos espacios en Quetzaltenango

Con emoción y admiración reclusos del Preventivo para Varones y Mujeres de Quetzaltenango y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) recibieron a los poetas del Festival Internacional de Poesía (FIPQ), el cuál culminó este sábado en el Teatro Municipal. 

Por Fred Rivera / Quetzaltenango

El artista Oswaldo Samayoa recita un poema para los agentes de la PNC. (Foto Prensa: Fred Rivera)
El artista Oswaldo Samayoa recita un poema para los agentes de la PNC. (Foto Prensa: Fred Rivera)

Desde temprano los poetas -nacionales e internacionales- llegaron a los centros carcelarios para compartir sus pensamientos, los cuales han plasmado en versos.

El poeta Paolo Guinea, quien compartió sus escritos con los presos del preventivo, dijo que la reacción de los privados de libertad fue impresionante, pues ellos sacaron unas hojas y leyeron poemas escritos por ellos.

“Todos somos presos de la palabra y de la no realidad”, dijo Guinea.

El poeta asegura que escuchar a los reos fue inolvidable, porque decidieron compartir.

“Se acercaron, escucharon y leyeron, fue un momento especial”, agregó el poeta. 

También el FIPQ, llegó al Centro Preventivo de Mujeres ubicado en la zona 1 de xelajú. Donde se dio un recibimiento especial a los escritores que engalanaron durante una semana esta actividad.

Agentes de la Comisaría 41 de la PNC, también tuvieron la oportunidad de escuchar los poemas de  Gabriel Rodríguez, Miriam Ochoa, Julio Cumes, Pep Barcarcel y Enrique Noriega.

Oswaldo Samayoa, organizador del evento, explicó que el FIPQ, creció mucho y llegó a lugares que nunca se habían tomado en cuenta.

“Nos animamos a realizar esta actividad en los preventivos de la ciudad de Quetzaltenango y en la Comisaría 41, porque buscamos expandirnos”.

Uno de los agentes de la PNC dijo haberse sorprendido porque nunca habían tenido una actividad similar en la institución.

“Me invitaron a participar en esta actividad, la cual me pareció muy interesante, porque en las letras están plasmados los sentimientos de cada uno de los poetas”, acotó el agente.

El FIPQ también se extendió a la capital de Guatemala, Chimaltenango, San Cristóbal Totonicapán, San Marcos, La Esperanza, Antigua Guatemala entre otras ciudades.