Escenario

¿Qué hay detrás de la foto tomada a Isabel II por sus 90 años?

Con motivo del festejo de los 90 años de la  reina de Inglaterra, se publicó una fotografía en la que Isabel II aparece con los herederos a la corona. Pero ¿qué hay detrás de la imagen?

Por Redacción Espectáculos

La sonrisa del príncipe Jorge subido en unos bloques de espuma cautivó a la reina Isabel II y a toda Inglaterra. (Foto Prensa Libre: EFE)
La sonrisa del príncipe Jorge subido en unos bloques de espuma cautivó a la reina Isabel II y a toda Inglaterra. (Foto Prensa Libre: EFE)

Con un traje celestre, sin muestras de cansancio a pesar de su edad, la reina Isabel II fue fotografía junto a su hijo Carlos, el sucesor de la corona; el príncipe Guillermo, que llegaría a ocupar el trono en caso su padre le cediera su lugar; y el pequeño príncipe Jorge, que sería rey de Inglaterra si su abuelo y papá faltarán.

Pero hay algo curioso en la imagen que servirá para una serie de sellos postales que serán emitidos para conmemorar el 90 cumpleaños de la monarca este jueves.

Los adultos están sentados, pero Jorge, de tres años, aparece sobre algunos bloques de gomaespuma y cinta de embalar. ¿Cuál es la razón?

Según la prensa británica no es nada del otro mundo, la intención fue colocar al pequeño príncipe a la misma altura de su padre, abuelo y bisabuela para que los cuatro aparecieran casi a la misma altura.

Los bloques no pueden verse en la estampilla, pero una versión completa de la imagen tomada por el fotógrafo Ranald Mackechnie fue difundida el miércoles por el Correo Real.



La imagen será utilizada para la emisión de sellos postales de la reina y sus herederos. (Foto Prensa Libre: EFE)
La imagen será utilizada para la emisión de sellos postales de la reina y sus herederos. (Foto Prensa Libre: EFE)


La foto grupal ha sido difundida en una hoja dividida en cuatro sellos postales, uno para cada miembro de la realeza en la imagen.

"Solo se tiene una ventanita de oportunidad muy corta (para poder fotografiar) a los niños pequeños", dijo el fotógrafo al diario inglés The Daily Mail.

"(El príncipe George) estaba fascinado con las luces y todo el equipo, y estaba feliz de pararse en lo bloques. Tuve que hacer como 80 o 100 tomas, pero cuando vi ésta, supe de inmediato que era la buena", mencionó.