Escenario

¿Qué pasará ahora con el hijo de Madonna?

Un juez británico dio el domingo por terminado el proceso judicial en Londres por la custodia del hijo de 15 años de la cantante estadounidense Madonna y el cineasta inglés Guy Ritchie, divorciados en 2008.

Por Londres / EFE

Guy Ritchie y Madonna se divorciaron en el 2008 (Foto: Hemeroteca PL).
Guy Ritchie y Madonna se divorciaron en el 2008 (Foto: Hemeroteca PL).

El magistrado Alistair MacDonald dictaminó que las diligencias en el Tribunal Superior de Londres pueden cerrarse, de forma que el proceso seguirá ahora solamente en Nueva York  (Estados Unidos).

La artista ha presentado en Estados Unidos una demanda para que su hijo Rocco regrese a vivir con ella, después de que este decidiera el pasado diciembre instalarse con su padre en la capital británica.



Rocco junto a su papá, el cineasta británico Guy Ritchie (Foto: Hemeroteca PL).
Rocco junto a su papá, el cineasta británico Guy Ritchie (Foto: Hemeroteca PL).


Durante el proceso en Londres, que se ha seguido a puerta cerrada, el juez escuchó a las partes para determinar si debía pronunciarse sobre el futuro del joven o, en cambio, archivar el caso, como ha sucedido.

En la sesión del domingo, en la que no estuvieron presentes los litigantes, los abogados precisaron que Madonna y Ritchie han presentado sendas propuestas para la negociación.



I miss this boy so full of life so full@of@love💛! I hope we see that Leo Sun soon. The light is blinding!

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el



Madonna ha usado las redes sociales para expresar que añora estar con Rocco.

Al emitir su dictamen, MacDonald insistió una vez más en que la expareja debe intentar “resolver amistosamente”  la disputa, ya que sería “una tragedia”  que Rocco perdiera “uno más de los valiosos y rápidamente extinguibles días de su infancia”  por el pleito.

“Que el acuerdo no sea posible hoy no significa que no pueda serlo mañana”, manifestó el magistrado, que invitó a los padres a invertir su tiempo en estar con su hijo, al que describió como “un joven maduro, elocuente y reflexivo”  y un orgullo para ambos.