Escenario

Tito el Bambino calienta el verano en Puerto Quetzal

Seis horas de música tropical, romántica y reguetón fueron el ingrediente puesto por artistas nacionales e internacionales en el Gallo Evolution 2016, que este año se realizó en el kilómetro 103 de la autopista a Puerto Quetzal, Escuintla. El plato principal del show fue Tito el Bambino

Por Enrique Paredes

Tito el Bambino fue el plato fuerte del Gallo Evolution 2016. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).
Tito el Bambino fue el plato fuerte del Gallo Evolution 2016. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).

El guatemalteco Pedro Cuevas y la banda local El Tambor de la Tribu tuvieron la responsabilidad de abrir el concierto y pusieron el toque nacional.

Cuevas interpretó Que te perdone Dios y Oiga doctor, entre otras canciones que pusieron a bailar al público. Luego fue el turno de El Tambor de la Tribu, que arrancó con Solo me faltas tú y Princesa.



El concierto de El Patrón comenzó después de la medianoche. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).
El concierto de El Patrón comenzó después de la medianoche. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).


Talento extranjero

Con los motores encendidos, subió al escenario el colombiano Kevin Roldan y luego J Alvarez, quienes a su estilo interpretaron sus mejores temas de reguetón.



En el escenario se derrochó energía y talento. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).
En el escenario se derrochó energía y talento. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).


El más esperado de la noche fue Tito el Bambino, quien salió al escenario después de la medianoche. La espera valió la pena, ya que todos los asistentes cantaron y bailaron al ritmo de Baila morena y Pepe, entre otros grandes éxitos.



Luces, sonido y emoción fueron parte del show de Tito el Bambino. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).
Luces, sonido y emoción fueron parte del show de Tito el Bambino. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes).


Durante su presentación una niña cautivó el corazón de El Patrón. Al cantar El amor, el artista subió a su fan al escenario, acto que fue aplaudido por todos los asistentes.