Escenario

Viejos, nuevos personajes triunfan en estreno de "Star Wars"

"Star Wars" ha vuelto, y el público que asistió al estreno mundial de "El despertar de la fuerza" ("The Force Awakens") el lunes vitoreó emocionado a la mezcla de personajes clásicos y caras nuevas que se enfrentan en una cinematográfica galaxia muy muy lejana.

Por Los Ángeles / AP

Ovaciones y vítores en el estreno de la nueva entrega de “Star Wars”. (Foto Prensa Libre: AP)
Ovaciones y vítores en el estreno de la nueva entrega de “Star Wars”. (Foto Prensa Libre: AP)

Los asistentes a la proyección en el emblemático Teatro Chino TCL de Hollywood comenzaron a aplaudir desde la aparición de las primeras palabras y reaccionaron con entusiasmo al regreso de Han Solo y Chewbacca tras 32 años alejados de la gran pantalla.

Tras el visionado, el público salió a una carpa gigante levantada en Hollywood Boulevard donde pudieron tomar fotos con Soldados Imperiales y guardaron cola para construir sus propios droides de juguete. Muchos parecían aprobar la visión del director J.J. Abrams para la primera entrega de "Star Wars" en una década.

"Me encantó. Creo que J.J. hizo un trabajo increíble", dijo el actor Zach Braff tras el estreno. "Mi parte favorita fue ver la camaradería entre los veteranos y los nuevos miembros del reparto".

"El despertar de la fuerza" mezcla a personajes conocidos de los seguidores de la saga como Han Solo, interpretado por Harrison Ford, y Leia Organa, encarnada por Carrie Fisher, con nuevas incorporaciones como Daisy Riddley, John Boyega, Adam Driver, Gwendoline Christie y Lupita Nyong'o.

El cómico Patton Oswalt dijo a The Associated Press que la película representa una vuelta a lo que le hizo enamorarse de "Star Wars" en su día.

"Es muy divertida", dijo Oswalt. "Tuve la misma sensación que cuando vi estas películas de niño".

Disney emitió "Star Wars: El despertar de la fuerza" de forma simultánea en tres cines de Hollywood. El reparto asistió a la proyección en el Dolby Theatre.

La película se estrenará el viernes en todo el mundo y muchos esperan que se convierta en un éxito en taquilla. La cinta ya ha batido records de venta anticipada de entradas, y muchos seguidores están deseando ver de nuevo juntos en la pantalla grande a los protagonistas de la trilogía original, algo que no pasaba desde "El regreso del Jedi" de 1983.

Los Soldados Imperiales marcharon y los droides rodaron ante las cámaras que se agolpaban junto a la alfombra roja antes de la llegada de los protagonistas del filme. La música de John Williams sonaba en la enorme carpa opaca que cubría cuatro manzanas de la icónica calle.

Aunque la mayoría de los famosos optaron por un look propio de un estreno, Joseph Gordon-Levitt se presentó caracterizado como el maestro Jedi Yoda y el cómico Rainn Wilson se vistió de Jedi.

En la alfombra roja se mezclaron estrellas de la trilogía original como Anthony Daniels (C-3PO) y Peter Mayhew (Chewbacca), con las nuevas incorporaciones, que llevarán la saga ante una nueva generación asumiendo el peso de dos secuelas más, videojuegos, comics, juguetes y otros productos.

En un momento, Fisher giró el micrófono a otro de los protagonistas, Oscar Isaac, y realizó una entrevista en la que llegó a soltar un improperio.

Harrison Ford reflexionó sobre el impacto de la película y el papel que catapultó a la fama mundial.

"En los 70 nadie sabía qué esperar", dijo Ford en una entrevista con Starwars.com. "Nadie había visto algo así, ahora tenemos que cumplir con lo que las primeras películas lograron".

Abrams y el creador de "Star Wars", George Lucas, posaron juntos para los fotógrafos y conversaron con seguidores — algunos vestidos como pilotos de naves X-Wing mientras que otros emulaban a los nuevos personajes — antes de entrar al cine.

Las actrices Ana de la Reguera y Sofía Vergara y el director Steven Spielberg estuvieron entre los asistentes a la que podría haber sido la mayor premiere de la historia de Hollywood.

Spielberg celebró la serie de cintas mientras que dijo que cuando se estrenó por primera vez supo que sería un éxito imperecedero. "Se coció a fuego lento, pero sabía que nunca se acabaría", dijo Spielberg a Starwars.com.

Las personas sin boletos para el estreno sólo podían ver el exterior de la carpa.

"Nos desilusiona porque somos grandes fanáticos de Star Wars y esperábamos ver por lo menos un poquito de las celebridades", dijo Natalie Arnet, una turista de París. "Entiendo que se necesite algo de seguridad", agregó.