Vida

Son buenos de todos los colores

Hay que incluir en la dieta diaria vegetales de todos los colores, para asegurarse de que se obtienen todos los nutrientes para un adecuado funcionamiento del organismo:

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

<p>Cada color de vegetales tiene nutrientes específicos para un buen funcionamiento del cuerpo. (Foto Prensa Libre: Archivo)<br></p>
Cada color de vegetales tiene nutrientes específicos para un buen funcionamiento del cuerpo. (Foto Prensa Libre: Archivo)

Las hierbas, verduras y frutas contienen vitaminas y minerales, señala las Guías Alimentarias para Guatemala, del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá, los cuales ayudan a:

  • Tener una buena visión.
  • Mejorar la digestión, para evitar el estreñimiento.
  • Mantener el peso adecuado.
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares e infecciones
  • Prevenir afecciones crónicas y degenerativas como el cáncer, la obesidad, la diabetes e hipertensión.

Se debe seleccionar vegetales de todos los colores: rojos, amarillos, blancos, morados o verdes.

Rojos: tomate, sandía, chile pimiento, manzana, fresas y rábano. Son ricos en fitoquímicos como el licopeno y las antocianinas, que mejoran la salud del corazón y disminuyen el riesgo de cáncer.

Amarillos y anaranjados: zanahoria, güicoy, papaya, naranja, mandarina, piña y mango. Contienen vitamina C y betacaroteno, para ayudar a conservar una buena visión, mantener la piel sana y reforzar el sistema inmunitario.

Blancos: coliflor, cebolla, banano, anona, pepino y nabo. Son ricos en fitoquímicos y potasio, que contribuyen a reducir los niveles de colesterol, bajar la presión arterial y prevenir la diabetes.

Lea también: La cebolla es beneficiosa

Morados: berenjena, arándanos, remolacha, moras, uvas y ciruela. Sus antioxidantes y fitoquímicos combaten el envejecimiento, disminuyen el riesgo de cáncer y preservan la memoria.

Verdes: brócoli, acelga, espinaca, berro, limón, chipilín, macuy y pera. Contienen luteína, un antioxidante que refuerza la visión. También tienen potasio, vitaminas C y K y ácido fólico.

Lea también: La dieta que reduce el "colesterol malo"

No hay que olvidar consumir por lo menos cinco porciones de vegetales y frutas al día, para obtener el máximo beneficio.

Comer las frutas enteras, rodajas, es mejor que los jugos. Ingerirlas con cáscara, cuando sea posible. No agregarles azúcar, miel, crema o sal.

Las verduras no deben cocinarse en exceso; de preferencia al vapor y con poca sal.

Lea también: Ensaladas versátiles, ricas y sustanciosas