Moda y Estilo

¡Genial! Una mujer ciega da clases de maquillaje

Lucy Edward es una joven de 19 años que perdió la vista hace dos años, está revolucionando en su canal YouTube con clases de maquillaje, ofreciendo unas manos prodigiosas.

Por Redacción Buena Vida

Lucy Edward quedó ciega hace algunos años y ahora enseña a las personas cómo maquillarse. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Lucy Edward quedó ciega hace algunos años y ahora enseña a las personas cómo maquillarse. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La historia de superación de las personas con algún tipo de discapacidad está tomando auge. Hace algunos días se dio a conocer una modelo que padecía vitíligo y aun así seguía en las pasarelas del mundo.

Lucy no maquilla con la vista, sino con el tacto. Esta estudiante de derecho ha hecho de sus dedos su visión más aguda. Perdió la vista a los 17 años de edad y ahora con 19 se está convirtiendo en una youtuber de éxito, pues cuenta con más de 9 mil suscriptores.

Este es el video más reciente de Lucy Edwards.

Bajo el nombre de Yesterday Wishes, Edwards enseña con una soltura como crear unos ojos ahumados, o un maquillaje de noche. Según la joven, hacer videos sobre belleza le hace muy feliz y le sirvió para mantenerse positiva después de perder la vista.

Su pasatiempo

Reconoce que siempre ha tratado de convertir la belleza en algo más que un pasatiempo. “Me encanta experimentar con maquillaje, siempre lo he hecho. Siento que no existen muchas plataformas para blogueros ciegos tratando de probar algo diferentes”, puntualiza.

Clip en el que Lucy comparte sus secretos para crear el efecto Smokey Eyes.

Aunque su hermana le ayuda a elegir los productos, ella invierte muchas horas de cómo aplicarse y encontrar el maquillaje de forma independiente. La distribución organizada por secciones para cada producto y etiquetas en escritura braille le ayudan, aunque la tecnología es su mejor aliado.

Más allá

Pero su canal de YouTube va más allá de la belleza. De vez en cuando sube tutoriales en los que da solución sobre el diario vivir de una persona ciega. Además, trata de enterrar varios mitos sobre lo que la gente cree de los invidentes.

En esta producción, la maquillista no vidente demuestra que este es su verdadero talento.

A futuro le encantaría convertirse en una maquillista profesional y también crear productos de belleza fáciles de manejar.

“Puedes hacer cualquier cosa si te lo propones. Tú defines quién eres, no tu discapacidad”, concluye.