Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

09/08/13 - 00:00 Vida

Todos pueden tomar fotos fantásticas

Con algunos conocimientos básicos y práctica constante cualquier persona puede hacer de su cámara de fotos una máquina de creatividad ilimitada.

Las nuevas tecnologías han logrado que cada vez más gente tenga acceso a la captura de imágenes; sin embargo, el manejo de la luz para conseguir fotografías sorprententes sigue siendo el mismo de toda la vida.

Para iniciarse en el fascinante mundo de la fotografía, sobre todo, hay que saber qué rama nos interesa, explicó ayer en El Consultorio —programa en línea que se transmite por prensalibre.com— Mauricio González, diseñador gráfico y maestro de la academia La Fototeca.

“Pueden ser retratos o paisajes, por ejemplo, pero debemos inspirarnos y seguir a fotógrafos cuyos trabajos admiremos y busquemos emular”, añadió el experto.

Los cimientos

El equipo requerido para los principiantes es una cámara de lentes intercambiables que ofrezca modo manual. “Tomar buenas fotos no tiene que ver con tener un equipo caro. Para empezar basta con que sea una cámara semiprofesional que nos permita jugar con la luz y conseguir la imagen que queremos a través de los modos manuales y semimanuales”, explicó González. “La marca de la cámara o el modelo dependerán del gusto de la persona; recomiendo que primero prueben diferentes máquinas para elegir la que más les agrade”, agregó.

Es indispensable recibir un curso básico de fotografía y empezar a tomar, día tras día, muchas imágenes a medida que se forja un estilo propio.

“No existe la foto perfecta; esto es subjetivo, como en las demás expresiones artísticas. En lo que hay que enfocarse es en crear imágenes fuertes, que tengan un mensaje”, expresó el fotógrafo.

APERTURA

La apertura,  el manejo de la velocidad y el ISO son la base de toda fotografía, y por ello es importante usar el modo manual. Con la apertura se decide  qué tanta luz  entra a través del lente. También influye en que los fondos sean borrosos o definidos.

VELOCIDAD

Con esta se marca qué tan rápido vamos a dejar la cantidad de luz definida con la apertura. Jugar con la velocidad permite lograr diferentes efectos. Una alta congela la acción con mucha precisión, mientras que una baja da la sensación de objetos barridos.

COMPLEMENTOS

El lente que incluye la cámara —por lo general un zoom de 18-55 mm— y el flash incorporado son suficientes para empezar. El lente permite practicar retratos en el extremo de los 55 mm —considerado telefoto—, y fotos tipo gran angular, con los 18 mm, para acaparar más elementos en la escena. El flash  sirve para eliminar sombras del rostro en situaciones de mucha luz, por ejemplo, a mediodía al aire libre.

POSPROCESADO

Antes de que existieran los programas informáticos ya se trabajaba en la edición de imágenes, cuando se revelaban los rollos. “Photoshop es simplemente el cuarto oscuro digital”, explicó González. Este tipo de software nos permite acentuar colores, aportar drama a las imágenes que ya tomamos a través de los contrastes, o darle naturalidad a los tonos de la piel, entre otras opciones.

ISO

Con el ISO se decide qué tanta sensibilidad a la luz tendrá la cámara para determinado momento. Por ejemplo, en lugares poco iluminados —una sala con las ventanas cerradas— se requiere  un número alto para que las fotos no salgan oscuras. En la playa se usan números  bajos.

ENCUADRE

No se recomienda tomar fotos de sujetos u objetos en el centro, sino más bien a un lado. Tampoco es aconsejable colocar muchos elementos en la imagen porque roban atención al elemento que se quiere mostrar. Aquí se vale ser muy creativo y siempre buscar contar una historia o sorprender.

POR ALFREDO VICENTE /

Más noticias de Vida

Herramientas

Relacionadas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.