Vida

Ríase y mejore la salud de los demás

Un estilo de vida acelerada es a lo que estamos acostumbrados hoy. Pero hay que hacer un alto y detenerse a pensar, ¿cuántas veces nos reímos al día?

Por POR REDACCIÓN BUENA VIDA

Reír ayuda a reducir el umbral de dolor y promueve la sensación de bienestar. 
Reír ayuda a reducir el umbral de dolor y promueve la sensación de bienestar. 

La risa es la respuesta del cuerpo ante una situación de humor. Pareciera sencillo: se compone de los movimientos faciales y el sonido que se emite, pero hay mucho más ya que trae consigo más beneficios de los que usted se imagina.

Un estudio de la Universidad de Oxford, revela que la risa verdadera y no una de compromiso, es la mejor medicina, ya que las endorfinas liberadas por el cerebro ayudan a controlar dolor y promueven la sensación de bienestar de la misma manera que lo hace la realización de actividad física.

Además, el psiquiatra estadounidense William Fry, creador de la gelotología, ciencia que estudia los efectos de la risa en el cuerpo y la mente, indica que cinco minutos de risa equivalen a 45 minutos de ejercicio ligero.

Lea también: Los abrazos activan las defensas

Raquel Tejada, doctora en medicina, nutrición clínica y pediátrica, asegura que "dentro de las sustancias liberadas al reír podemos encontrar: adrenalina, dopamina y serotonina, las cuales mejoran la creatividad y el estado de ánimo".

"Además, al reír, se reducen los niveles de cortisol, que es conocida como la hormona del estrés y se incrementa la producción de anticuerpos mejorando la inmunidad celular", agregó la especialista.

Otros beneficios que brinda la risa son: aumenta la energía, mejora el estado de alerta, ayuda a la memoria, además de que da la sensación de relajación a los músculos por hasta 45 minutos.

Reír es fácil, divertido y gratis, sin embargo conforme crecemos, lo realizamos con menor frecuencia. Según James Loehr, psicólogo que realizó estudios sobre la risa, un niño ríe 400 veces al día aproximadamente, mientras que un adulto lo hace solo 15 veces.

La risa es contagiosa. Según Sophie Scott, investigadora del Colegio Universitario de Londres, las neuronas espejo de nuestro cerebro captan la risa de otra persona y crean el impulso de realizar lo mismo. Cuanto más intensa sea la expresión vista, mayor reacción tendrá el cerebro.

El estudio de la Universidad de Oxford verifica que la risa es 30 veces más probable que ocurra si está con otras personas que cuando se está solo.

Cuando se comparten risas con otras personas, se está compartiendo bienestar, creando unidad y aumentando la felicidad y la intimidad. Este intercambio emocional que se crea, construye lazos de relación fuerte y duradera, ayuda a eliminar resentimientos, desacuerdos y dolor.

El buen humor que se produce al reír, nos permite ser más espontáneos, soltar inhibiciones, además de ser más abiertos con las personas que nos rodean. Esto resulta en mejores relaciones interpersonales y por ende, más risas y más salud.

"Con el desafío del día a día, nos comportamos como adultos, perdiendo la espontaneidad, y la capacidad de reírnos de nosotros mismos", afirmó la Dra. Tejada.

Lea también: Gelotofobia, miedo a la risa

Robert McGrath, psicólogo de la Universidad Wisconsin-Madison, Estados Unidos, recomienda 30 minutos diarios de ejercicio y 15 minutos de humor, logrando así un balance entre salud emocional y física.

En la actualidad, hay muchas situaciones en las que se pueden participar para incurrir a la risa y mejorar la salud. La risoterapia es un tratamiento destinado a mejorar el estado físico y psicológico a través de la risa, por medio de técnicas tales como la expresión corporal, el juego, el baile, ejercicios de respiración y masajes.

Lea también: Reír mejora la concentración

De igual manera, encontramos los métodos más tradicionales como rodearse de personas divertidas, ver series de televisión o películas de comedia, asistir al teatro cómico o comedia en vivo (Stand Up Comedy) y reírse de situaciones ocurridas en el pasado o de sí mismo.

La especialista comenta: "volvamos a ser niños, abramos nuestros ojos con admiración y miremos el lado gracioso de la vida. ¡La risa es gratis, contagiosa y simplemente saludable!"