Escenario

Romeo Santos enamora a su público en Guatemala 

El cantante Romeo Santos ofreció un concierto lleno de ritmo, alegría y romance en el Estadio Cementos Progreso, de la zona 6 frente a más de 10 mil espectadores, el sábado en la noche.  

Por Redacción Espectáculos

Romeo Santos visitó Guatemala como parte de su gira por Latinoamérica. (Foto: Paulo Raquec)
Romeo Santos visitó Guatemala como parte de su gira por Latinoamérica. (Foto: Paulo Raquec)

El público comenzó a llegar al recinto deportivo desde horas de la tarde y las puertas se abrieron a los fanáticos de la bachata en Guatemala.

La noche comenzó con la participación de Malacates Trébol Shop, que puso su estilo particular de ska y amenizó la velada con sus temas conocidos como Ni un centavo, Morena, Quisiera, entre otras. El espectáculo de los guatemaltecos duró más de una hora

A las 22.30 horas, Romeo Santos, conocido como el rey de la bachata, salió al escenario con un impecable traje claro con un saco oscuro que emocionó a sus seguidoras que con un estruendoso grito le dieron la bienvenida. “Guatemala”, gritó el bachatero, para comenzar su show.





Con particulares movimientos de cintura y los pasos de baile que les caracteriza Santos abrió el concierto con la canción Amigo, que puso a bailar y suspirar al público presente. “Quién se siente orgulloso de ser Guatemala, que levante la mano”, fue uno de los gritos del cantante que puso eufórico al público.

Entre los asistentes se apreciaban varias parejas que bailaban al ritmo impuesto por Santos, y que no perdieron ni una sola nota para demostrar su talento y ritmo. 





Entre los temas que interpretó Santos estuvieron Por un segundo, Cancioncitas de amor, De rodillas, Su veneno, Promise y Los infieles, con este tema Santos interactuó con público.

El show es parte de su gira que lo llevará por otros países como Costa Rica y Argentina en las próximas semanas.



El público coreaba cada canción de Romeo Santos. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
El público coreaba cada canción de Romeo Santos. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)