Salud y Familia

Aprendamos un poco del lenguaje de señas

Según cifras de la Organización Panamericana de la Salud, el 1 por ciento de la población mundial —70 millones de personas— tiene alguna deficiencia o discapacidad auditiva. Es muy probable que tengamos contacto con personas sordas en nuestra vida cotidiana, por lo que es recomendable que aprendamos a comunicarnos con ellas en lenguaje de señas.

Por Brenda Martínez

Archivado en:

Lenguaje de señas Sordos
La instructora de lengua de señas Carmen Pérez hace el signo de Guatemala. (Foto Prensa Libre, Brenda Martínez).
La instructora de lengua de señas Carmen Pérez hace el signo de Guatemala. (Foto Prensa Libre, Brenda Martínez).

Así como un idioma extranjero nos abre muchas puertas, la lengua de señas nos ayuda a comunicarnos con personas sordas.

Este idioma visual utiliza movimientos manuales, faciales y corporales para representar conceptos. No es la equivalencia del lenguaje oral. Tiene su propia estructura, gramática y sintaxis, dice Mauricio Méndez, director de la Asociación de Sordos de Guatemala (Asorgua). En el país, se calcula que unas 240 mil personas tienen alguna deficiencia o discapacidad auditiva.

La lengua de signos no es un lenguaje universal, y hay tantos de ellos, con sus abecedarios, como países en el mundo. La Federación Mundial de Sordos calcula que hay 300 diferentes, a nivel global.  Méndez refiere que, incluso, hay variaciones regionales y modismos en cada país, aunque la mayoría de signos son de lógica.

Gramática propia

La lengua de señas tiene su propia estructura gramatical. Por ejemplo, en el lenguaje oral el orden es sujeto, predicado y adverbio. En el lenguaje de signos, primero se ubica el adverbio, luego el sujeto y, por último, el verbo, si es necesario.   En la oración “la taza está en la mesa”, se representaría en signos así: “mesa manzana”.





En este idioma no se utilizan artículos, preposiciones o conjunciones. Hay que comprender que las personas sordas  no escriben como en la forma oral del español.

Cursos

  • En Asorgua, 2a. calle A 10-44, zona 10, teléfono 2332-2720, se imparten cursos de lengua de señas, en tres niveles, con una duración de nueve meses cada uno. 
  • La donación es de Q150 al mes, que representa un ingreso económico para los maestros sordos.
  • También se dan clases en Asedes, teléfono 2474-1464, y Fundal, 5208-9291.
  • Para clases grupales en la provincia, contactar a Asorgua.

A continuación, le proponemos este video donde se enseñan 10 frases básicas en lengua de señas: