Salud y Familia

Conozca las funciones de cada martillo

Cada peso, forma y mango tiene sus respectivos usos, según el objetivo que se desee.

Por Gustavo Montenegro

El martillo de carpintero tienen una cola que se usa en la extracción de clavos torcidos. El mango de madera tiene silueta adaptada a la mano. (Foto Prensa Libre: Cerrafer)
El martillo de carpintero tienen una cola que se usa en la extracción de clavos torcidos. El mango de madera tiene silueta adaptada a la mano. (Foto Prensa Libre: Cerrafer)

Hay martillos emblemáticos como el de un juez en las películas o el del superhéroe Thor, pero para las tareas  del hogar y para ciertos oficios  que   requieren de una herramienta de percusión para fijar, moldear, nivelar o demoler, hay seis martillos esenciales: el de carpintero, el de herrero, el de enderezado o “de bola”, la maza o almádana, el mazo de madera o hule y el martillo de zapatero.

En casa nunca está de más un martillo de carpintero o “de cola”, doble cuña que sirve para sacar clavos torcidos. Los hay en diversos pesos, pero los más manejables van de  media libra hasta dos libras. La ventaja de los más livianos es que son más manejables y funcionan para clavos de hasta dos pulgadas. Para clavos de longitud mayor se requiere mayor peso pero también más habilidad para no lesionarse.



La almádana   es para   romper concreto y pesa de 2 a 20 libras. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La almádana es para romper concreto y pesa de 2 a 20 libras. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Otra duda es si resulta mejor un cabo de madera, de metal o plástico. El de madera es el más usual y tiene la ventaja de que se puede reponer.



Mazos  de hule o madera sirven para nivelar  ladrillos sin romperlos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Mazos de hule o madera sirven para nivelar ladrillos sin romperlos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


El de metal tiene más resistencia, pero debe tener aislamiento de caucho porque transmite más la vibración del golpe. Los de manija plástica suelen ser más económicos pero usualmente son solo para uso doméstico, no industrial.



Los martillos que son solo de metal deben tener forro protector. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los martillos que son solo de metal deben tener forro protector. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Algo de historia

El martillo es una de las herramientas más antiguas, pues se han hallado algunos que datan de 8 mil años antes de Cristo. Era una roca atada a un mango con tiras de cuero. En la edad de Bronce se empezó a fabricar con este metal hacia 3 mil 500 A.C.



El martillo  de  juez evoca el uso dirigido de la fuerza de la ley. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El martillo de juez evoca el uso dirigido de la fuerza de la ley. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Fueron los griegos quienes empezaron a afinar la herramienta, con diversos tamaños y masas, para tallar mármol y otras piedras, así como para la herrería.



El mazo de cocina sirve para aplanar y ablandar carnes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El mazo de cocina sirve para aplanar y ablandar carnes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Desde  entonces, el martillo no ha cesado de evolucionar pues tienen usos tan diversos como la herrería, la joyería, la cirugía, la ebanistería y la cocina. De hecho, su simbología como uso dirigido de la fuerza, con un fin determinado, es la razón por la cual se le utiliza en ciertos tribunales.   



Hefesto  era el dios de la herrería en la mitología griega.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Hefesto era el dios de la herrería en la mitología griega. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)