Salud y Familia

Cuidar lo que se come evitará enfermedades

Los problemas estomacales se pueden prevenir con medidas de higiene en los alimentos.

Por Yadira Montes

La época de  Semana Santa es la ocasión en la que muchas personas aprovechan para salir, y tienden a comer  en la calle, lo cual las expone a ser víctimas de las enfermedades gastrointestinales, porque muchas veces los alimentos no cumplen con los estándares de calidad para ser consumidos.

En las ventas callejeras es común que las personas no tomen las medidas básicas de higiene en la preparación de alimentos,  sumado a eso, mantener la comida a temperatura ambiente provoca la proliferación de bacterias y el inicio del proceso de descomposición, explicó ayer durante El Consultorio, que se transmite por www.prensalibre.com, el  gastroenterólogo Arturo Carranza.  

“La salmonela —bacteria— es la causa más común de enfermedades digestivas, ocasionadas por transmisión de esta que se encuentra en carnes crudas, huevos, frutas y verduras sin lavar. Los síntomas incluyen diarrea, fiebre, cólicos y dolor de cabeza”, añadió  Carranza.

Alerta

Existen dos tipos de diarrea: la no inflamatoria  y la inflamatoria. En la primera,  el paciente no presenta dolor  y tiene evacuaciones   seguidas y acuosas. Estas se asocian con el rotavirus e intoxicación por alimentos.

“En la inflamatoria hay  fiebre, dolor, evacuaciones con moco y sangre. Se relacionan bacterias como  salmonela, shigella, E. coli y amebas”, dijo Carranza.

Carranza aconseja acudir de inmediato al médico, y en cualquiera de los dos casos evitar los antidiarreicos porque esto complica la recuperación del paciente.

Para tratarlas, el médico enfatizó en  hidratar al paciente con soluciones ricas en electrolitos, como sueros orales, y evitar los jugos con grandes concentraciones de  azúcar, e incluso comida sólida.

Recomendaciones

  • Para evitar afecciones gastrointestinales hay  que tomar las medidas siguientes:
  • Lavar las  manos correctamente con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño.
  • Hervir o clorar  el agua para consumo.
  • Lavar y  desinfectar las frutas y verduras. Sumergir en agua con gotas de cloro, por 10 minutos.
  • Evitar la  mezcla de alimentos crudos con cocidos.
  • Asegurar la  cocción correcta del pollo, carne y mariscos.
  • Guardar los  alimentos que sobran en la refrigeradora.
  • Verificar que  los puestos de comida tengan las condicionas mínimas de higiene, entre ellas, que los alimentos estén cubiertos y que quien cobre no sea la misma persona que despacha.
  • Con los  cebiches, preferir los de camarón y pescado.

Fuente: Arturo Carranza,  teléfonos: 2368-3629 y 2363-0900