Salud y Familia

Cuidar los riñones es una tarea diaria

Alimentarse saludablemente todos los días, hacer actividad física constante y practicarse un chequeo médico anual es la mejor forma de cuidar los riñones, los órganos más importantes del sistema urinario.

Por Cristian Noé Dávila

En el Día Mundial del Riñón, que se celebra todos los años el segundo jueves de marzo, es conveniente recordar que la enfermedad renal crónica (ERC) afecta al 10 por ciento de la población mundial, dijo la nefróloga Regina Sosa, durante El Consultorio, de www.prensalibre.com.

“Cualquier persona puede padecer enfermedades relacionadas con los riñones, pero son más propensos los pacientes diabéticos y los hipertensos. Sin embargo, también hay padecimientos congénitos y afectan principalmente a los niños”, explicó Sosa.



La nefróloga Regina Sosa recomienda hacerse un chequeo médico completo una vez al año. (Foto Prensa Libre, Óscar Rivas)
La nefróloga Regina Sosa recomienda hacerse un chequeo médico completo una vez al año. (Foto Prensa Libre, Óscar Rivas)


En silencio

La ERC es considerada uno de los asesinos silenciosos, pues en las primeras etapas de la dolencia no se detectan síntomas. “Por eso es importante practicarse exámenes periódicos de orina y de sangre para medir el nivel de creatinina, un compuesto que filtran los riñones”, enfatizó la especialista.

A criterio de Sosa, es fundamental buscar ayuda médica cuando a la persona se le hinchan las piernas, siente fatiga, tiene dificultad al orinar o carece de apetito, ya que son señales de que la insuficiencia renal está en una etapa avanzada.



Producen orina; eliminan de la sangre toxinas, residuos y fluidos dañinos para el organismo; regulan la presión arterial y contribuyen a la producción de glóbulos rojos.
Producen orina; eliminan de la sangre toxinas, residuos y fluidos dañinos para el organismo; regulan la presión arterial y contribuyen a la producción de glóbulos rojos.


“La ERC tiene cinco etapas. Si se diagnostica durante los primeras cuatro, el médico todavía puede utilizar terapia farmacológica. En la última fase el órgano está dañado en el 90 por ciento, por lo que solo se puede tratar con trasplante de riñón, diálisis peritoneal o hemodiálisis”, explicó Sosa.

Conmemoración

Este año el Día Mundial del Riñón se celebra mañana —10 de marzo— y está dedicado a  los pacientes infantiles con ERC, a fin de garantizar una vida plena en la edad adulta.

Información:  2278-3182 / Facebook: Cuida tus riñones, vive mejor



Un riñón saludable mide entre 10 y 13 centímetros. Si el órgano tiene una medida menor es un indicio de que su funcionamiento no es el adecuado.
Un riñón saludable mide entre 10 y 13 centímetros. Si el órgano tiene una medida menor es un indicio de que su funcionamiento no es el adecuado.


Tratamiento

  • La insuficiencia renal se puede tratar con trasplante de riñón, diálisis peritoneal, hemodiálisis o fármacos, según el avance de la enfermedad.
  • El trasplante sería el procedimiento ideal, pero es el más costoso y  difícil de conseguir, ya que debe ser un donante con riñones sanos y compatibles con el paciente. Por ejemplo, ambos deben tener el mismo tipo de sangre.
  • La diálisis peritoneal y la hemodiálisis son tratamientos que eliminan artificialmente las sustancias tóxicas de la sangre. La primera es diaria y  puede efectuarse en casa, pero la segunda debe practicarse dos o tres veces por semana en un centro especializado.
  • Es necesario buscar apoyo psicológico.

"No se rindan nunca”

A Ludwin Lucero, de 17 años, le diagnosticaron insuficiencia renal crónica a los 9. Desde ese momento sus padres han luchado para que este valiente joven nunca se dé por vencido y reciba el tratamiento adecuado. “Nosotros vivimos lejos —Jalapa—. Nos toca hacer  un viaje de tres horas para venir a la capital”, comenta Ludwin, de 17 años.



Ludwin Lucero, de 17 años, tiene insuficiencia renal. (Foto Prensa Libre, Óscar Rivas)
Ludwin Lucero, de 17 años, tiene insuficiencia renal. (Foto Prensa Libre, Óscar Rivas)


De acuerdo con Lucero, lo más difícil ha sido obtener ayuda económica para costear los tratamientos, pero sus padres y algunas organizaciones lo han ayudado. “Cada vez que me toca hemodiálisis —dos veces por semana— es difícil, porque al salir de la terapia me siento mareado y decaído, pero sé que esto me da la vida”, enfatiza.

Con motivo del  Día Mundial del Riñón, Ludwin dedicó el siguiente mensaje: “Quiero decirles a todos los enfermos que no se rindan nunca. Dios va a estar con nosotros y algún día nos hará un milagro. Echemos para delante siempre”.