Salud y Familia

Desarrollan lente de contacto que frena progresión de miopía en 43 por ciento

Científicos de la Facultad de Óptica y Optometría de Tarrasa  (Foot) de la Universidad Politécnica de Cataluña  (UPC)   desarrollaron una innovadora lente de contacto que frena la progresión de la miopía en un 43 por ciento.

Por Madrid / EFE

A diferencia de la lente convencional, la lente de Pauné evita el aumento de la miopía al cubrir también la visión lateral.
A diferencia de la lente convencional, la lente de Pauné evita el aumento de la miopía al cubrir también la visión lateral.

La lente de contacto la desarrolló Jaume Pauné, doctor de la UPC, que presentó el nuevo producto en una conferencia de prensa celebrada el lunes en dicha Universidad.

La diferencia entre las lentes de contacto convencionales y la nueva es que las que se usan habitualmente corrigen solamente la visión central del ojo y no los laterales, lo que provoca el crecimiento del ojo y de la miopía, mientras que la lente de Pauné evita este aumento al cubrir también la visión lateral.

“La miopía empieza entre los 9 y los 13 años de edad, progresa hasta los 16 y se ralentiza sola a partir de entonces, y el hecho de frenar un 43 por ciento su progresión permite poder tener un cambio al final de este proceso de entre tres y cinco dioptrías menos”, afirmó Pauné.



Jaume Paune, de la UPC, muestra el innovador lente.
Jaume Paune, de la UPC, muestra el innovador lente.


En este sentido, aseguró que a partir de las cinco dioptrías el riesgo de sufrir una patología ocular se incrementa entre 20 y 50 veces en comparación con una persona sin problemas visuales, y apuntó que la miopía es la causante de una quinta parte de la ceguera en todo el mundo.

Asimismo, Pauné estimó que cerca del 25 por ciento de los niños de 13 años sufre miopía, un dato que aumenta hasta el 45 por ciento entre la población universitaria, cifra que el doctor de la UPC calculó que se incrementará en los estudios realizados entre la nueva generación tecnológica.





La nueva lente fue verificada a través de estudios clínicos que se desarrollaron entre un centenar de pacientes que la usaron durante dos años en el FOOT, el Centro Médico Teknon de Barcelona y la Universidade do Minho de Portugal.

La nueva lente, que ya se está comercializando, es única en el mundo en cuanto al freno de la progresión de la miopía, aunque existe un tipo de lente fabricada en Hong Kong con unas características parecidas, pero con una efectividad “relativa”, a juicio de Pauné.





El doctor de la UPC aseguró que la lente china es “especialmente beneficiosa”  para los niños porque controla la progresión de la miopía en una edad en la que el avance de esta patología es “feroz”, manifestó Pauné, mientras que la nueva lente se puede utilizar también en la edad adulta.

La lente de contacto ya está en el mercado y tiene un precio cercano a unos US$438 anuales por persona.