Salud y Familia

Descubra los platillos realmente picantes que se pueden comer en Guatemala

Buscamos restaurantes en la ciudad que tuvieran platillos realmente picantes. Estos son los resultados de la búsqueda.

Por Anna Lucia Ibarra

Archivado en:

Gastronomía Picantes
Las alitas tipo búffalo son muy populares por la intensidad de sus salsas picantes. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).
Las alitas tipo búffalo son muy populares por la intensidad de sus salsas picantes. (Foto Prensa Libre: Anna Lucía Ibarra).

Decidimos emprender un viaje gastronómico lleno de intensidad, picante y sabor para descubrir los platillos más picante de la ciudad. Invitamos a cuatro personas a probar los platillos de  Wok&Tok, Everest y Wing Zone para probar el nivel de picante, pero antes de mostrarle los resultados le contamos algunos datos sobre el chile.

Aunque en otros países como México hay una cultura más marcada sobre el consumo del picante, en Guatemala se ha consumido el chile desde la época prehispánica.

Se estima que desde el año 7,000 a.C se cultivaban pimientos en la región centroamericana. En las zonas cálidas se utilizaba para conservar la comida y en las frías para dar calor a las personas. 





Luis Villar, etnobiólogo, explica que la sensación de picante surge de la capsaicina, un componente químico que estimula los receptores térmicos de la piel y las membranas mucosas haciéndole pensar al cerebro que la boca está encendida. 

Para medir el nivel de picante se utiliza la escala de Scovile que mide cuántas veces debe ser diluida la capsaicina para que ya no sea perceptible al paladar.

En Guatemala los chiles más picantes son el chiltepe, chile serrano, jalapeño y siete caldos. La intensidad de estos dependen del calor al que fueron expuestos mientras crecían, la lluvia y su estado de maduración lo que hace muy difícil constatar cuál es el más picante.