Salud y Familia

Disculpe, ¿qué dijo?

Falta de atención y comprensión, solicitarle a la persona con quien se habla que repita lo que acaba de decir, y entender mal algunas palabras que se escuchan son algunos de los síntomas más comunes de la pérdida auditiva, en adultos. En niños, también puede verse afectado el rendimiento escolar.

Por Redacción Buena Vida

Salud

De ahí la importancia de acudir con un especialista para que haga el diagnóstico preciso, determine cuál sea la causa de esa pérdida de audición y así se prescriba el tratamiento a seguir.

Al respecto, conversó con Prensa Libre el audiólogo Édgar Gudiel Godoy, de Dintelec, Centro de sistemas auditivos.

¿Cuándo se dice que hay pérdida auditiva?

La pérdida auditiva se conoce como hipoacusia y ocurre cuando la persona tiene dificultad para poder oír o escuchar normalmente. En la mayoría de los casos es gradual; en un principio lo notan antes las personas que los rodean.

¿Cuáles son los síntomas de pérdida auditiva en menores de 5 años?

No localizan el origen de los sonidos, desarrollo lento del lenguaje o carecen de él, no atienden cuando se les llama, dificultad en el aprendizaje.

¿Qué complicaciones hay cuando no se escucha bien?

Normalmente las personas con hipoacusia se vuelven inseguras y esto afecta las relaciones interpersonales. Además, la intensidad de su voz es más alta. También pueden confundir palabras y cambiar sentido de las oraciones.



Infografía de las partes del oído. (Infografía Prensa Libre: Ástrid Méndez)
Infografía de las partes del oído. (Infografía Prensa Libre: Ástrid Méndez)


¿Cómo se detecta la hipoacusia?

En niños se puede detectar desde recién nacidos por medio de los exámenes llamados otoemisiones acústicas y potenciales evocados. A partir de los 5 años, con una audiometría tonal y una logoaudiometría. Estas pruebas las debe hacer un audiólogo, que es el especialista en la audición.

¿Qué situaciones o factores ponen en peligro la audición?

Factores genéticos, complicaciones durante el embarazo o al nacer. En adultos se puede ocasionar por una lesión, infección, por tratamientos con medicamentos ototóxicos, exposición prolongada a ruidos muy fuertes y constantes. También como parte del proceso de envejecimiento.

¿Cómo se mide la intensidad del sonido y a qué equivale?

La intensidad del sonido está en decibel o decibeles (dB). El oído humano tiene la facultad de poder oírlos a menos de 20 dB HL, y si sobrepasa esa medida decimos que se padece de una hipoacusia.

¿Qué tipo de tratamiento hay?

Desde una limpieza de oídos hasta tratamientos con medicamentos, quirúrgicos, tratamientos láser y prótesis auditivas.

En cuanto a las prótesis auditivas, ¿cómo se eligen?

Se escogen en base al nivel auditivo y a la anatomía de cada persona. También incide la parte cosmética y en la actualidad al tipo de tecnología con la que cuentan.

¿Qué otros trastornos asociados a la audición hay?

Los acúfenos o tinnitus, que son zumbidos o ruidos que el oído percibe sin que haya un factor externo que los esté produciendo. También existe el vértigo, que es una sensación de movimientos giratorios de los objetos que nos rodean o de nuestro cuerpo. Existen distintos tipos de tratamientos para ambos.

¿Cuándo se debe ir con un audiólogo?

Los recién nacidos, para descartar alguna discapacidad y poder atenderlos lo antes posible. También de niños, para descartar alguna dificultad en su audición que pudiera afectar su aprendizaje. De adultos, cuando se está en exposición al ruido y cuando se superan los 40 años.